Secciones
Síguenos en:
"O prueban que soy homosexual o sigo pleito judicial", dice sacerdote Juan Pablo Mejía Granada

"O prueban que soy homosexual o sigo pleito judicial", dice sacerdote Juan Pablo Mejía Granada

El religioso, que tiene al borde de la cárcel al arzobispo de Manizales, Fabio Betancur Tirado, revive debate sobre Concordato y homosexualismo en la Iglesia.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
28 de abril 2007 , 12:00 a. m.

Mejía Granada asegura que el arzobispo de Manizales y algunos sacerdotes de esta misma ciudad dicen que es "un sacerdote impostor, un ladrón y un homosexual".

Las versiones de que era homosexual se remontan a 1999, cuando comentarios atribuyeron a ello su salida del Seminario Mayor de Manizales. "No hay, ni puede haber, una sola prueba de que yo sea homosexual. Muchos seminaristas y muchos sacerdotes son homosexuales, pero no acepto que me acusen a mí de serlo".

Por esa razón, Mejía Granada elevó el pasado mes de octubre a Monseñor Betancur Tirado, como representante legal del Seminario, un derecho de petición para que se revelaran las razones por las cuales fue retirado, pero éste no fue respondido y tuvo que presentar una acción de tutela.

El fallo de la acción de tutela, que lo favorecía, tampoco fue atendido por Monseñor Betancur Tirado, quien fue sancionado con arresto por desacato. El arresto está suspendido provisionalmente mientras el tribunal superior de Manizales resuelve otra tutela, ésta interpuesta por el abogado del prelado, José Fernando Ortega, según la cual la sentencia contra el arzobispo violó el debido proceso. El tribunal debe fallar ahora, si la sanción se cumple o se anula.

El arzobispo alega que el Concordato otorga autonomía a la Iglesia Católica. Al contrario, el juez tercero consideró que dos sentencias de la Corte Constitucional (C-027 de 1993 y 243 de 1996) declararon inconstitucionales los artículos del Concordato que trasladan a la autoridad eclesiástica el estudio de procesos penales que normalmente son tratados por la justicia ordinaria. Si bien la Corte no declaró inconstitucional todo el Concordato, sí invalidó los artículos de ese tratado que concedían privilegios a la Iglesia Católica o que desconocían el principio de separación entre la Iglesia y el Estado.

¿Hasta dónde la Iglesia puede apartarse de las leyes del Estado? ¿Hasta dónde el Concordato permite reemplazar normas constitucionales por leyes canónicas? Esas respuestas las prepara la Corte Constitucional. El asunto es que el desacato del Arzobispo no se formula por el problema del retiro del seminarista, sino por haber incumplido una orden de tutela. 

Además de dos años de filosofía en el seminario Mayor de Manizales, Mejía Granada también estudió teología en la Universidad Javeriana de Bogotá y filosofía y letras en la Universidad de Caldas.
 
Yamid Amat: ¿Por qué fue usted retirado del seminario?

Sacerdote Juan Pablo Mejía Granada: Tuve problemas con el rector. Nunca tuve una buena relación con él. Me prohibía juntarme con seminaristas, tener amigos; sufrí una persecución permanente.

¿Por qué cree que lo sacaron?

Eso es lo que trato de averiguar. Esa es la respuesta que busco.

¿Usted es homosexual?

No, señor.

¿Como sacerdote usted podría jurarlo ante Dios?

Sí señor, lo juro.

¿El rector del Seminario creía que sí lo era?
 
No sé. A veces creo que el homosexual era él.

No le parece grave hacer ese comentario?

Contra mí lo han hecho. De la misma manera como yo digo que ellos no tienen pruebas, yo tampoco las tengo. Por eso digo "creo", pero no lo puedo asegurar.

¿Quién era el padre rector?

Era el padre Carlos Ballén. Ahora está en Canadá...

¿Y por qué lo trasladaron?

No lo sé. 

¿El rector del Seminario lo acusó alguna vez de homosexual?

No; cuando fui retirado del seminario, no me dijeron los motivos. Pero los seminaristas  comentaban que sí lo decía.

¿El arzobispo Betancur lo acusó de homosexual?

No tengo pruebas de que lo haya dicho, pero también me lo contaron.

¿Usted lo que hizo fue pedir al arzobispo la declaración de que no es homosexual?

No. Lo que pido es conocer las razones por las cuales salí del Seminario Mayor.

Concretamente, ¿cuáles son los informes que usted pide?

Al final de cada periodo académico en el seminario se reúnen los formadores y hacen un informe de cada seminarista, en el que analizan aspectos académicos, espirituales, pastorales y comunitarios. A esos informes me refiero yo.

¿En esos informes queda clara su condición sexual?

Me imagino que si se dan cuenta de algo, y tienen pruebas, queda consignado eso en los informes. Como sé que eso no puede existir, pido su publicación.

Si usted fue retirado del seminario en el año 99, ¿por qué decide hasta ahora que le expliquen el asunto?

Cuando yo salí del seminario escuché los comentarios; pero como yo ya no tenía nada que ver con la Iglesia Católica ni con ninguna iglesia, dejé las cosas así; pensé que esas versiones infundadas y sin sentido, terminarían pronto. Pero, cuando me ordené sacerdote anglicano, volvieron los comentarios.

¿Por qué monseñor Betancur se niega a entregar los informes?

Alega que, según el derecho canónico, son informes confidenciales, que solo puede conocer el obispo...

¿Usted está dispuesto a seguir adelante con la acción jurídica que ha emprendido contra el arzobispo?

La sanción de arresto se ha detenido pero no se ha revocado; yo estoy esperando que el señor arzobispo me entregue los informes que pedí sobre por qué me retiraron. Si no los entrega, seguiré el proceso, así  el señor Arzobispo termine en la cárcel por desacato a una orden judicial.

¿Que piensa hacer en adelante con el pleito judicial?

Espero poderme sentar a conversar con el señor arzobispo y superar nuestras diferencias, con el fin de que no tenga que seguir con el pleito jurídico. Si no, seguiré adelante, hasta que todo quede claro y me restituye mi honra y mi buen nombre. Hasta que el arzobispo diga que no soy homosexual o presente las pruebas de que lo soy. Hasta que se retracte de que lo dijo, si es que alguna vez lo dijo. Si el pleito sigue, si es necesario iré hasta la Corte Constitucional, para que sea protegido mi derecho a la honra. 

Opinión de Mejía Granada sobre el homosexualismo

¿Es pecado ser homosexual?

Dentro de la misericordia de Dios, él puede llamar al sacerdocio a un homosexual; obviamente, se le exige al igual que a un sacerdote heterosexual, guardar el celibato.

¿Muchos sacerdotes son homosexuales?
 
Sí, infortunadamente, sí. Es grave, pero es cierto.

¿Durante su tiempo como seminarista tuvo amigos homosexuales?

Sí señor; eso es muy común.

¿Cómo lo supo que en el seminario había homosexuales?

Uno se da cuenta; ciertos comportamientos; ciertas situaciones; ciertas actitudes; ese tipo de cosas. Los seminarios son el refugio de muchos homosexuales.

¿Por qué, entonces, ingresó?

Yo era una persona muy joven y tenía una imagen muy distinta de lo que debe ser un seminario. 

¿Usted qué piensa del homosexualismo?

Tengo un pensamiento muy liberal; el homosexualismo es una condición genética; la persona homosexual no es mala, pero en el caso del sacerdocio, hay  que guardar el celibato,  así el estudiante  sea homosexual.

¿El Arzobispo conoce sus posiciones?

Yo solamente hablé con él una vez y le comenté los inconvenientes que tenía con el rector. Me dijo que iba a conversar con él pero, al parecer, nunca ocurrió eso.

Acusaciones de impostor y la Iglesia Anglicana

¿Por qué lo acusan de impostor?

Como los sacerdotes anglicanos usamos los mismos fundamentos litúrgicos que la Iglesia Católica y el mismo  traje clerical, muchos personas que me veían en la calle, así vestido, decían que yo era un sacerdote falso, un impostor.


¿Por qué decidió tan fácilmente pasar de la Iglesia Católica a la Iglesia Anglicana?

La iglesia anglicana tiene la misma fe católica y celebra los mismos sacramentos. Las diferencias son, básicamente, poder casarse y no estar en comunión con el Papa.

¿Por qué decidió  irse para la Iglesia Anglicana?

Yo salí decepcionado del Seminario Mayor y me encontré con que uno de mis formadores de la universidad, el profesor de griego, era un sacerdote anglicano; empecé a dialogar con él, a conocer a fondo la Iglesia Anglicana  y  decidí ingresar.

¿Usted tiene novia?

Aun cuando la Iglesia Anglicana de la que soy sacerdote lo autoriza, mi actividad pastoral no me permite, por ahora, tener una relación de pareja. Dentro de la Iglesia Anglicana, el celibato es una decisión personal.

¿Usted habló con el Arzobispo de Manizales, Monseñor Fabio Betancur?

Sí. Él me atendió en el palacio arzobispal y yo le entregué documentos legales donde consta que fui ordenado sacerdote por la Iglesia Anglicana. Yo pensé que las cosas se habían aclarado pero los ataques continuaron.

Opine en www.yamidamat.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.