Secciones
Síguenos en:
Reserva Heliconia, en la Amazonía brasilera, es un lugar para disfrutar de la vida en la naturaleza

Reserva Heliconia, en la Amazonía brasilera, es un lugar para disfrutar de la vida en la naturaleza

Este lugar podría ser el único en el mundo donde no sirve un teléfono satelital y los humanos, como muy pocas veces, nos sentimos vulnerables.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de abril 2007 , 12:00 a. m.

Tanto, que caemos en la cuenta de que somos otra especie en la cadena alimentaria, pero con celular.

El viaje a este nuevo mundo, todavía primitivo y ajeno, comienza en el puerto de Leticia, en Colombia. El río Amazonas, quieto y temerario, esperaba el rugir de la lancha que nos iba a llevar río adentro, donde la selva permite solo vivir a pocas comunidades indígenas y a algunos pueblos que parecen inmunes a la fuerte humedad y al olvido.

El destino era la reserva Heliconia, una de las que se han abierto al turismo ecológico cerca del Trapecio Amazónico. Hace tres años un israelita embrujado por la manigua compró 15 hectáreas de la reserva para construir un hotel de madera, que ha atraído a extranjeros y estudiantes de colegio y de universidades, quienes tienen la oportunidad de entender, en tiempo real, la teoría de la evolución de Charles Darwin.

A los primeros 35 kilómetros de galope por el lomo del Amazonas, la lancha se desvía y toma el río Javari, afluente que hace de frontera natural entre Brasil y Perú.

Sin TV ni cigarrillos

Dos horas y media después de viaje, de giros y atajos, y de ver a lo lejos que las nubes se juntan con el río, llegamos al lobby del hotel: un camino destapado y al final una gran construcción de madera, revestida con un gran toldillo.

Allí encontramos hamacas, sillas y mesas en madera y una cocina de palo, donde mujeres brasileras y de la zona nos recibían con cordialidad. En el sitio no se vende ninguna bebida alcohólica ni cigarrillos ni se consigue un televisor. Había seis cabañas, todas protegidas con una malla. Sus baños, trepados en la madera, tenían vista a a la selva. Para los que quieran, se puede dormir en la manigua, en hamacas.

El guía, que conoce muy bien la zona, nos llevó a andar la selva vestidos con camisa larga y embadurnados en repelente.

Por la angosta trocha encontramos nidos de tarántulas, pájaros de todos los colores, pisadas y escondites de roedores, insectos jamás vistos y plantas ancestrales, que son utilizadas por los indígenas para atrapar amores.

Las voces de nosotros solo parecían murmullos en medio de una sinfonía animal, mientras que los zancudos nos chupaban las entrañas.

En la noche, en la oscuridad más oscura, nos montamos en canoas y con linternas nos dispusimos a ver caimanes en el río. La pista: ojos rojos en las orillas. El motor se movía más rápido, mientras todos hacíamos silencio, con el miedo de caer en aguas temerarias, atestadas de pirañas. Agarraron tres pequeños anfibios, tocamos su piel y fueron devueltos al río. Al final, sabíamos que la selva nos había regalado un pedazo de ella, con la certeza de que solo fuimos sus visitantes.

Si usted va

Vacúnese contra la fiebre amarilla al menos 10 días antes del viaje.
Lleve ropa cómoda. Son recomendables botas de caucho, repelente y linterna. El agua que se usa en la reserva es potable.
Entre los planes están: pesca, paseos en canoa, observación de caimanes y delfines.
Precio, 2 días: 428.000 pesos por persona, en grupo de 4 personas, y sin tiquete a Leticia, que cuesta unos 600.000 pesos (ida y vuelta).

www.amazonheliconia.com

ANDRÉS GARIBELLO
Enviado Especial de EL TIEMPO
Amazonas (Brasil)
Invitado por Reserva Heliconia

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.