Secciones
Síguenos en:
El Tintal, la biblioteca pública que le cambió la vida al suroccidente de Bogotá

El Tintal, la biblioteca pública que le cambió la vida al suroccidente de Bogotá

Una joven bibliotecóloga de 27 años la dirige, y es la encargada de promover la lectura y las actividades culturales en tres localidades habitadas por personas de estratos bajos, la mayoría niños.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
22 de abril 2007 , 12:00 a. m.

Para Caroline Lugo Blanco, el hecho de que cientos de familias del suroccidente de Bogotá incluyan en sus paseos 'domingueros' la visita a la biblioteca pública El Tintal Manuel Zapata Olivella, comprueba que valió la pena el esfuerzo de transformar uno de los sectores más deteriorados e inseguros de la capital en un importante centro cultural.

Y es que en el edificio en el que se encuentra ubicada esta biblioteca -la tercera más grande de Bogotá después de la de El Tunal y la Virgilio Barco- funcionó siete años atrás la planta de transferencia de basuras de la Edis, que quedó sin uso desde la privatización del plan de recolección de basuras del Distrito.

No es solo para leer

Desde junio del 2001 está ahí la biblioteca, ubicada en la Avenida Ciudad de Cali No. 6C-09). Y no solo le cambió la cara al sector, sino que comenzó a atraer a cientos personas de escasos recursos provenientes de las localidades de Bosa, Kennedy y Fontibón -en su mayoría niños-, que se apropiaron de este espacio.

Desde hace nueve meses, Lugo, bibliotecóloga bogotana de 27 años (egresada de la Universidad Javeriana), es la directora del lugar y además la más joven de las directoras de las bibliotecas de la ciudad.

Ya conoce su espacio y sus visitantes: "Para muchos vecinos es como su segundo hogar, y para los turistas que nos visitan, una sorpresa, pues no creen que aquí se procesaron las basuras que iban al relleno sanitario Doña Juana", indica.

La Biblioteca es visitada cada día por cerca de 3.600 personas que participan de la programación cultural, que además de lectura ofrece proyección de cine, exposiciones, salas de música e Internet y hasta talleres especializados para niños, adultos mayores e invidentes.

Caroline Lugo es consciente del reto que asumió al llegar a El Tintal. De antemano sabe que su área de influencia para fomentar la lectura y las actividades culturales va más allá de las gruesas paredes de la Biblioteca, y que se extiende por más de 10 mil hectáreas en las que habitan cerca de 2 millones de personas.

"Por fortuna ya hay un gran camino recorrido. Así lo demuestran el millón de personas que cada año, en promedio, nos visitan, tentadas por la magia de una buena lectura", concluye.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.