Juan José Rendon Delgado, el espadachín silencioso del Gobierno

Juan José Rendon Delgado, el espadachín silencioso del Gobierno

Que es raro, hasta él mismo lo reconoce. Practica la filosofía budista zen, aunque se declara religiosamente católico y ha escrito libros sobre rumorología.

15 de abril 2007 , 12:00 a.m.

También estudia física cuántica y en los ratos libres practica técnicas samurai.

Rendon Delgado es un venezolano que anda por Colombia hace 2 años y que -tras gestar parte de la estrategia del partido de 'la U' en las elecciones del 2006, que le dio alguna figuración- se empezó a mover como pez en el agua por el Ministerio de Defensa, entre otras oficinas del Estado.

Es más, en una sala de la Armada Nacional les ha dictado a cientos de oficiales -incluidos curtidos generales de varios soles- conferencias sobre 'El papel de la estrategia en la comunicación gubernamental' y 'Los 100 errores más frecuentes en la comunicación gubernamental'.

"No hay ningún contrato con él -dice un vocero de esa cartera-. Solo nos ayudó a analizar la estrategia de medios de cada fuerza y sugirió unificarla".

Lo cierto es que algunos oficiales no se sentían muy cómodos ante la perspectiva de ser sus alumnos. "Miren su historial en Internet", decía hace unos meses uno de ellos.

¿Propaganda negra?

Y es que a los países donde ha llegado, ha provocado odios y amores. Así ocurrió en Venezuela, donde asesoró las campañas presidenciales de Carlos Andrés Pérez y Rafael Caldera y denunció un supuesto fraude de la campaña chavista, lo que le ha costado ser persona no grata en las huestes del Presidente.

Quienes han alcanzado el poder con su apoyo, no dudan en calificarlo como el gurú de la consultoría política, pero para sus detractores no es más que el rey de la propaganda negra.

En Colombia, desde hace algunos meses, esa segunda versión sobre Rendon empezó a tomar fuerza y dossier en su contra han llegado a los medios, incluido a EL TIEMPO.

Por ejemplo, se le atribuye su supuesta participación en campañas de desprestigio contra opositores del Gobierno, como cortinas de humo para acallar otros temas.

Lo acusan de haber gestado el plan para que el gobierno Uribe culpara al ex senador Rafael Pardo de hacer alianzas electorales con las Farc, falsedad que tiene hoy en líos en la Procuraduría a un alto funcionario del Gobierno.

También se le atribuye la versión de que Carlos Gaviria -miembro del Polo- estaba ganándose una de las pensiones más jugosas del Seguro.

Rendon niega los señalamientos y dice que en otros países le ha ganado demandas a quienes le han hecho señalamientos parecidos.

Lo único que reconoce es que ayudó a sabotear el primer congreso de 'la U' y que aspira a volver a asesorar a ese partido en las próximas elecciones (ver 'Nunca asesoré a ...'). "Llevan 7 meses sin asesores y creo que los necesitan y, por otro lado, no me disgustaría para nada regresar", le dijo a EL TIEMPO desde Ciudad de México.

Añade que no ha cobrado nada por su labor -no tiene permiso de trabajo- porque estaba inviertiendo en un país en el que quiere radicarse profesionalmente y porque lo ha hecho por su amistad con el hoy ministro de Defensa y entonces director de 'la U', Juan Manuel Santos.

"Jamás he tenido un solo antecedente penal, porque, si toca, yo juego duro, pero lo hago limpiamente y con evidencias", afirma Rendon.

'Hay desconocimiento de la rumorología'

"Si sé de un candidato pedófilo o violador, lo hago público, pero con pruebas. Me parece que se le hace un bien al elector..."
Asegura el polémico JJ Randon

'Nunca asesoré a Noguera ni me he entrevistado con ilegales'

¿A qué atribuye que algunos lo señalen como el rey de la propaganda negra?

A la envidia e incluso a xenofobia. A competencia desleal.

Pero usted usa el rumor como parte de sus estrategias...

Hay un desconocimiento total de lo que es la rumorología. Lo que uso son estrategias para combatir los chismes y la propaganda negra. Eso sí, reconozco que si sé de un candidato que es pedófilo, violador o algo por el estilo, lo hago público, pero con pruebas. Me parece que se le hace un bien al elector al sacar del juego a gente que le hace daño a la política. El que tenga el rabo de paja...

¿Usted fue el cerebro de versiones falsas en contra del ex ministro Rafael Pardo y de Carlos Gaviria?

Jamás recurro a ese tipo de cosas. Cuando me enteré del caso Pardo, supercritiqué esa decisión. Casi se rompe la relación de trabajo y hubo un distanciamiento porque ese comentario nos costó 5 puntos en las encuestas. Eso fue imprudente e innecesario. También me han preguntado si he asesorado a Jorge Noguera (ex director del DAS investigado por supuestos vínculos con los 'paras') y es falso.

Pero sí ayudó al boicot de la asamblea de U en la que se iban a elegir directivas...

En parte es cierto. Fui a casa de la hermana de Benedetti a una parranda vallenata, y se habló del tema. Todo lo que les dije a Gina Parody, a la ex ministra Martha Lucía Ramírez y a otros presentes fue que si estaban indignados o molestos, pues que protestaran democráticamente.

Y de sus entradas a Palacio y supuestos encuentros secretos en Catam con el Presidente...

A Palacio solo he entrado a hablar con Francisco Santos para plantearle una asesoría a futuro. Pero no he tenido reuniones con el Presidente. Solo lo vi una vez.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.