Un animal con rasgos de gato y conejo causa sensación en Riohacha (Guajira)

Un animal con rasgos de gato y conejo causa sensación en Riohacha (Guajira)

Lo llaman 'ganejo', porque tiene cuerpo de gato pero patas y cola de conejo. Come yerba y pan y salta con las extremidades traseras.

13 de abril 2007 , 12:00 a.m.

Hace 10 meses un vecino de la familia Aponte les dio un gato para que acabara con los ratones que merodeaban la casa. Ahora, la mascota se ha convertido en la sensación del barrio Nazareth de Riohacha.

La dueña, Ibelis Aponte, asegura que se percató de las extrañas características del animal, cuando las personas del barrio empezaron a decirle que era mitad gato y mitad conejo.

"Al principio lo único raro que le veía es que tiene un ojo verde y otro azul. Pero con el tiempo empecé a notar que cazaba ratones pero no se los comía y que caminaba dando saltos como los conejos", cuenta Ibelis, quien no le había puesto nombre al animal que ahora todos llaman 'ganejo'.

El 'gato-conejo' se alimenta del pan, que les arrebata a los niños que llegan a comprar en la tienda de Ibelis, y algunas veces come pasto.

Aunque este hallazgo no deja de causar sorpresa, Fernando Prieto, zootecnista de la Corporación Autónoma Regional de La Guajira (Corpoguajira) descarta que el animal sea un híbrido entre un gato y un conejo.

"Genéticamente es imposible que se crucen dos animales de familias distintas. Uno es un felino y el otro de la familia leporidae (especies que tienen labio partido)", explica Prieto.

Según el funcionario de Corpoguajira, la razón de que ande dando saltos es que tiene un problema en las extremidades traseras, por lo que cuando va rápido brinca semejando el desplazamiento de un conejo.

Luego de examinar la cola del animal -que se ha vuelto agresivo debido a la romería que llega a toda hora a verlo-, Prieto asegura que tiene todas sus vértebras y que la cola pudo haberse quedado corta porque se la cortaron o sufrió algún accidente estando pequeño.

"No sabría decir cuál fue la causa, de pronto en el parto hubo algún desprendimiento de una parte de la cola y no siguió creciendo, mientras que el pelo hace que se vea redonda y coposa", indica el zootecnista.

Lo cierto es que la noticia del 'gato-conejo' ha hecho famosa la humilde vivienda del populoso barrio de Riohacha. Hasta allí han llegado curiosos de toda la ciudad e incluso de fuera,  para comprobar que lo del 'ganejo' no es puro cuento.

PAOLA BENJUMEA BRITO
Especial para EL TIEMPO
RIOHACHA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.