Secciones
Síguenos en:
Dentro de una semana saldrá de la Fiscalía la jefa de Asuntos Internacionales, María Fernanda Cabal

Dentro de una semana saldrá de la Fiscalía la jefa de Asuntos Internacionales, María Fernanda Cabal

Así lo confirmó la funcionaria, aunque asegura que el Fiscal General, Mario Iguarán, no le ha pedido la carta de renuncia.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de marzo 2007 , 12:00 a. m.

EL TIEMPO: ¿Frente a lo que para usted es una evidente falta de respaldo del Fiscal General en el caso de San José de Apartadó, ya tomó la decisión de renunciar?

Le pedí (al Fiscal) permanecer hasta que la investigación del DAS (sobre las filtraciones) arroje resultados. Me dicen que se demora dos o tres semanas más y no puedo esperar indefinidamente. Ahora, hay circunstancias por las que creo que me debo ir antes, pienso que en una semana, sin que eso signifique que me haga a un lado. Le pedí a la DEA que sea garante de la investigación.

¿Qué le dijo al Fiscal cuando él comentó que se lesionaba la imagen de la entidad?

El me dijo: "María Fernanda, esto ha tomado unos visos y los medios ya nos tienen completamente acorralados". Me dio a entender que no podemos vulnerar la imagen institucional. Eso está claro. Es como decir, los medios ya decidieron si uno sale o se queda.

Pero mi argumento era claro: a mí nadie me había escuchado. Cuando a uno lo acusan de algo, lo mínimo es tener el derecho a defenderse. Yo no he cometido ninguna falta, ni disciplinaria ni penal. No he violado la ley.

¿Usted tuvo problemas con la Unidad de Derechos Humanos por el caso de Apartadó?

Considero que el problema es que soy muy frentera y eso no cae bien. Uno en estas instituciones tiene que aprender a ser hipócrita. A reírse y llevarse la información debajo del brazo, a morirse de la risa y hacerse el pendejo.

El calibre de esa noticia no lo han medido, sobre todo porque estamos ad portas de decisiones en Estados Unidos sobre el Plan Colombia y el TLC. No se puede tener la ligereza de filtrar a los medios una noticia que va a reventar al país. Hay que manejarla con discreción.

De estrella a funcionaria incómoda

En menos de un mes, María Fernanda Cabal Molina, directora de Asuntos Internacionales, pasó de ser la funcionaria de mostrar a piedra en el zapato de la Fiscalía.

Esta politóloga de la Universidad de Los Andes llegó al organismo investigador en 2005 con el recién nombrado fiscal general Mario Iguarán.

En su momento, se dijo que el nombramiento era un reconocimiento al apoyo que el ex vicecontralor José Félix Lafaurie, esposo de la funcionaria, le había dado a la la candidatura a la Fiscalía del entonces Viceministro de Justicia.

Lafaurie, actual presidente de Fedegán, es un conservador con amplia trayectoria. Además de la Vicecontraloría, fue Superintendente de Notariado y Registro.

Pero no pasó mucho tiempo para que Cabal demostrara las razones de su nombramiento. Le imprimió dinamismo a las relaciones internacionales de la Fiscalía, reconocen incluso sus críticos.

Ella dice que puso en práctica lo que aprendió durante su especialización en Ohio (E.U.) sobre la participación de comunidades en procesos políticos y su experiencia de 7 años en el sector privado.

Se ganó la confianza de sus interlocutores en la justicia de los Estados Unidos. Y en varias oportunidades recibió reconocimientos públicos.

Pero todo eso parece ser historia. Su renuncia, que se concretará la próxima semana, según le dijo ella a EL TIEMPO, ocurre en medio de un escándalo porque es posible que alguien de su oficina haya filtrado información privilegiada a 'narcos'. Y, sobre todo, porque una actuación suya puso en evidencia que en la Fiscalía aún hay problemas internos. Por ellos rodaron las cabezas de varios altos funcionarios.

Cabal cuestionó la decisión de un fiscal de Derechos Humanos de vincular a 69 militares al proceso por la masacre de San José de Apartadó. Además, la señalan por entregar un informe interno sobre el caso al Ministerio de Defensa.

"Ella cuestionó la decisión en malos términos. Se tomó atribuciones que no le correspondían", asegura una fuente de la Fiscalía. Allí había, desde antes, cierta incomodidad con ella. Le reprochaban que, supuestamente, se preocupaba más por sus relaciones con organismos externos.

Perdió el respaldo

A Iguarán le disgustó que en plena crisis por la filtración y por la polémica con Derechos Humanos, Cabal se tomó unos días pendientes y no contestó sus llamadas. Se fue con su esposo a una feria ganadera en Houston (E.U.).

Ya para entonces se sabía cómo iba la mano. Iguarán rechazó las renuncias que le entregaron Leonardo Cabana, jefe de la Unidad de Derechos Humanos, y el fiscal del caso de Apartadó, Nelson Casas.

"Lo más importante ante la discrepancia entre los fiscales Cabana y Casas y la doctora Cabal es mi respaldo incondicional a su decisión", dijo.

Pero Cabal dice que no cometió falta alguna. "No es que yo cuestione la calificación del fiscal. Le pedí que me explicara por qué tomó la decisión, para que las autoridades extranjeras puedan entender que no se trata de una acusación. ¿Si nueve meses atrás había decidido otra cosa, por qué la cambió?", cuestiona.

Su idea de no renunciar cuando en la Fiscalía ya se daba como un hecho su retiro, sorprendió. Algunos lo tomaron como un desafío.

Entonces, ¿qué la ha mantenido en el cargo? Ella muestra los respaldos por correo electrónico que le han llegado de fiscales de E.U. y Canadá. También es un hecho que su esposo tiene un peso político innegable.

Pero Cabal prefiere explicarlo así: "Le pedí al Fiscal estar en el cargo hasta que terminen las investigaciones por las filtraciones y se aclare que nada tuve que ver".

Conservadores la apoyaban

  • Gestión. La conocen como la 'canciller' de la Fiscalía. De hecho, su gestión ha marchado de la mano con Carolina Barco, ex ministra de Relaciones Exteriores y actual embajadora en E.U. En la Fiscalía le reconocen que afinó mecanismos rápidos de cooperación judicial internacional.
  • Política. Aunque ella dice que no representa ninguna cuota política, su nombramiento tuvo el respaldo del Partido Conservador. El ex ministro Fernando Londoño ha salido en su defensa.
  • Polémica. Ella dice que su estilo no cayó bien entre algunos funcionarios. A raíz de los cuestionamientos en su contra, la vicefiscal de E.U., Mary Lee Warren, envió una carta a la Fiscalía respaldando a Cabal. Pero también en E.U., el impasse que tuvo con la Unidad de Derechos Humanos cayó mal, sobre todo en algunas ONG. Sus allegados dicen que, por su condición de esposa del líder del gremio de los ganaderos (un sector cuestionado por supuestas simpatías con las autodefensas) hay quienes consideran que ella no debe estar en la Fiscalía.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.