Secciones
Síguenos en:
José Antequera Guzmán, hijo del dirigente de la UP asesinado hace 18 años, pide la verdad

José Antequera Guzmán, hijo del dirigente de la UP asesinado hace 18 años, pide la verdad

Lo que sabe de su padre se lo contó su mamá, María Eugenia de Antequera, o los amigos de la familia, o lo leyó en libros y periódicos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
03 de marzo 2007 , 12:00 a. m.

Tenía 5 años cuando Antequera fue asesinado, el 3 de marzo de 1989, en el aeropuerto Eldorado de Bogotá.

José Antequera Guzmán hoy tiene 23 años, está a punto de graduarse como abogado del Externado, tiene la misma estampa de su padre, sus mismas ideas. Y su misma lucha. Es de izquierda. "Es inevitable que sea así, por haber comprendido desde pequeño que hay gente que lucha porque haya igualdad y mejores condiciones de vida", dice.

Hace parte del movimiento 'Hijos e Hijas por la Memoria Contra la Impunidad', un grupo de jóvenes que asumió el reto de mantener viva la memoria histórica como una lucha política y necesaria en Colombia.

Ayer se conmemoraron 18 años del asesinato de Antequera, uno de los miles que se cometieron contra militantes de la UP en la década del 80.

"Ha sido muy complejo. Era un héroe para mí. De niño oía decir que no era justa su muerte. Hoy escucho que todo aquel que es comunista es un enemigo público".

No sabe si hubo alguna condena contra los autores materiales del crimen, pero está seguro de que "no condenaron a los autores intelectuales ni hubo un reconocimiento público de nadie acerca de por qué asesinaron a mi papá".

Lo que sí le contaron es que ese día, horas antes del atentado, su padre había denunciado en los medios "vínculos de paramilitares con estructuras de las Fuerzas Militares".

Le reprocha al ex presidente Samper, que durante años dijera que el atentado fue en su contra y no contra su padre. "Samper rectificó, pero eso se inscribió en la memoria de la gente y produjo una tergiversación histórica".

Hoy, cuando se habla de verdad no es muy optimista. "Un reclamo lo que produce es la anotación en el libro de enemigos del Estado", dice.

Y agrega: "Quiero que me digan la verdad, que reconozcan públicamente que la gente de la UP luchaba con criterios válidos, y lo hacía no porque fueran terroristas, que lo hacían porque eso es válido y es posible (...) Cuando empecemos por el reconocimiento, por la aceptación de parte del Estado de su exclusión política, y cuando dejen de ocurrir esas estigmatizaciones, empiezo a ver que mi dignidad empieza a ser restituida".

'La paz será nuestra bandera'

A sus 34 años, José Antequera, era un destacado dirigente de la Unión Patriótica (UP). Su militancia en la izquierda empezó cuando era estudiante de la Universidad del Atlántico. Fue secretario general de la Juventud Comunista Colombiana y presidente de la Unión Nacional de Estudiantes de Colombia.

La autonomía universitaria, el derecho a la educación y su lucha por las transformaciones políticas en Colombia fueron su bandera. Era un convencido de la paz. "Ahora y siempre esa será nuestra bandera", decía.

Antequera fue uno de los primeros en denunciar los vínculos de las Fuerzas Militares con grupos paramilitares. Su asesinato hace parte del genocidio del que fue víctima la Unión Patriótica, el movimiento político que surgió de los acuerdos del gobierno Betancur con las Farc a principios de 1985. Tras el fracaso de una solución amistosa con el Gobierno, el caso de la UP está en manos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh).

CARLOS E. CAMACHO
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.