Platos típicos: ¿comida chatarra? / Vivir para comer

Platos típicos: ¿comida chatarra? / Vivir para comer

¿Por qué a los colombianos nos encanta desbaratar lo propio? El domingo salió un artículo en EL TIEMPO titulado '¿Los platos típicos son comida chatarra?'.

24 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Simplemente con la pregunta ya sabemos la respuesta. Si no, ¿cuál es la razón de ser del artículo del periódico?

Según la publicación, que cita fuentes de organismos del Gobierno Nacional y de los Estados Unidos, nuestros platos nacionales están tan llenos de colesterol y calorías, que son lo mismo que chatarra.

¿Qué es lo que proponen? ¿Que todos sigamos la dieta de Kate
Moss? ¿Una hoja de lechuga y 20 cigarrillos? ¿Cuál es la siguiente prohibición? ¿Que no podemos escuchar a Juanes o Shakira porque la música colombiana causa sordera? ¿Que no podemos mirar los cuadros de Botero porque incitan a la gordura?
Para mí, la noticia grande del artículo estaba en que, a diferencia de lo que pienso, nuestros platos no tuvieran más colesterol y calorías.

La verdad es que estos están diseñados para contenerlos, pues salen de una cultura campesina, en la que hay que hacer mucho esfuerzo físico. Estas calorías hacen la diferencia entre la vida y la muerte cuando fallan las cosechas, a causa de fenómenos como 'El Niño'.

En vez de hablar del exceso de calorías, la nota debió dedicarse a los 680.000 colombianos que viven de los almuerzos preparados por el programa 'Bogota sin hambre'. Es una ofensa que el artículo esté lleno de las calorías que sobran y no mencione las que faltan.

Qué insulto tan grande usar la palabra chatarra, que es una mala traducción del inglés junk. En nuestro caso, la traducción más exacta sería basura; así se usa en inglés. ¿Cómo van a decir esto en contra de la comida colombiana? ¿Con qué derecho llaman a nuestros platos ancestrales basura?

La comida basura nació en los Estados Unidos, donde la gente abandonó su comida típica, que es bastante variada e interesante, por comida con exceso de grasa. Nace en una cultura donde la gente quiere tener algo fácil y rápido.

Nuestra comida de rápida no tiene nada. Para los que los hemos preparado, nuestros platos son muy elaborados y difíciles. Solo el tiempo que se gasta en la búsqueda de ingredientes de excelente calidad es enorme.

Es un hecho que la gran mayoría de los colombianos no trabajan ya en el campo y que los que lo hacen en forma sedentaria frente al computador no necesitan las calorías de antes. Pero también es un hecho que las variedades mencionadas no las comemos todos los días. Se dejan para los fines de semana, cuando tenemos tiempo de prepararlas y degustarlas.

Se han convertido en platos de celebración. ¡Me encantaría ver quién llama el amado fois gras de los franceses basura! Y eso que es puro colesterol.

Lástima que el periodista que escribió el artículo no hubiera hablado con los ocho top chefs del país, quienes inventaron versiones nuevas de la comida típica, en GastronoMÍA, en Corferias. Todos en el pico de sus poderes creativos. Dieron una demostración magistral de hasta dónde puede llegar nuestra gastronomía.

¿Por qué nadie ha hecho un análisis o usado la palabra chatarra para referirse a la fabada asturiana de España, o a un cassoulet de Francia, o a los famosos Boston baked beans? Todos son primos de la bandeja paisa, llenos de calorías y colesterol. La gente con paladar fino viaja miles de millas para probarlos en su tierra propia.

Nuestra gastronomía es una parte vital y viviente de nuestra cultura; es parte de nuestra identidad. ¡Señor periodista, nuestros platos merecen respeto!

KENDON MACDONALD SMITH
* vivirparacomer@eltiempo.com.co



 

 

 

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.