Al menos tres mil tolimenses han encontrado en el bisturí la belleza deseada

Al menos tres mil tolimenses han encontrado en el bisturí la belleza deseada

Nalgas, senos, narices y hasta las vaginas están siendo 'refaccionadas' por ocho cirujanos plásticos de Ibagué. Intervenciones se pagan 'gota a gota' o a crédito.

22 de febrero 2007 , 12:00 a.m.


El objetivo era uno solo: contradecir la ley de la gravedad, encontrar el cuerpo perfecto y levantar nalgas y autoestimas.

Lo que bien podría denominarse 'la revolución de las curvas calentanas' está a cargo en la capital tolimense, de ocho cirujanos acreditados ante la Sociedad Colombiana de Cirujanos Plásticos. Sus manos literalmente no paran de delinear cuerpos y caras de mujeres y hombres que quieren verse mejor.
 
Hay quienes creen que su oficio se basa solo en la reproducción de 'modelitos' con cinturas de ensueño y medidas inimaginadas, pero estos profesionales tienen a su cargo la dinamización de un negocio que mueve millones de pesos al año y que cada día crea más adeptos.
 
Su labor va desde un simple blanqueamiento de sonrisa hasta complicadas cirugías, una de ellas, la colpoperineorafia que en castizo es la disminución del diámetro de la vagina. de esta se hacen una o dos al mes en la ciudad.

Las que sí no tienen límites son la mamoplastia, ritidectomía, procedimiento quirúrgico que mejora el aspecto facial; lipoescultura, rinoplastia (nariz); blefaroplastia ( párpados); otoplastia (orejas), el aumento de labios, la frontoplastia o estiramiento de la frente, bótox, entre otros. 'En los noventa se hacían cirugías, pero eran contadas. El auge comenzó en los dos últimos años con la proliferación de servicios y la llegada de nuevos profesionales", afirma Israel Ramírez, el cirujano de más experiencia en Ibagué. La ansiedad por alcanzar el paraíso ha llevado incluso a un boom de créditos bancarios. Otros han sacado sus ahorros, y la mayoría paga a través de cuotas mensuales.

La cirujana Sandra Liliana Vargas, señala que sus clientes pagan en 3 y 4 cuotas. "La gente pide facilidades y hay que ofrecerlas porque ese sistema se generalizó".

"Me hice implante de seno y levantamiento de la cola, todo me costó 3 millones y medio. La mitad la pagué con un crédito y el resto lo estoy pagando en cuotas", afirma Solanyi Huertas, una cartagenera que labora como secretaria.

Extranjeros vienen a Ibagué a pulir sus figuras

La cirugía plástica practicada en Ibagué toma vuelo y su fama llega al exterior por los bajos costos y las facilidades ofrecidas para el pago.

Expertos en el tema aseguran que en Estados Unidos una mamoplastia cuesta, aproximadamente, 15 millones de pesos. Una liposucción cerca de 12 millones y una rinoplastia 8 millones.
El cirujano plástico Nicolás Prada Garay realizó el año pasado 20 mamoplastias y rinoplastias a igual número de españoles y estadounidenses. "Ibagué tiene fama porque los procedimientos de cirugía plástica son baratos y se cuenta con excelentes profesionales", dice Prada Garay.

En el 2006, la cirujana Sandra Liliana Vargas intervino a 15 pacientes provenientes de Europa.

Los municipios del Tolima que más participan de estos procedimientos son Ibagué, Espinal, Melgar, Chaparral y Honda.

250 mil cirugías al año

La Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica afirma que el año pasado en Colombia se practicaron 250 mil intervenciones. Las más solicitadas son la mamoplastia de aumento, la liposucción, la rinoplastia y el rejuvenecimiento facial.

"En Colombia y en cualquier lugar de la tierra este mercado mueve dinero porque se trata de la belleza y del perfeccionamiento del cuerpo", afirma Celso Bohórquez, miembro de la Sociedad Colombiana de Cirujanos Plásticos. El auge se siente con mayor fuerza en Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga y ahora en Ibagué.

La Sociedad recomienda que antes de cualquier cirugía se constate plenamente si la persona que la va a realizar es médico y si cuenta con especialización en cirugía plástica. Lo ideal es que el profesional muestre los títulos y que el paciente averigüe si está inscrito ante la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica.

También es importante que el paciente identifique qué se quiere operar. "Hay gente que llega desorientada a los consultorios, sin saber qué es lo que quiere", dice el doctor Bohórquez.
El paciente debe empaparse de las complicaciones que se pueden presentar durante el procedimiento y constatar que será atendido en un centro médico que ofrezca todas las garantías.

Por: Fabio Arenas Jaimes / Tolima 7 Días

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.