Prohibición del gobierno de sacrificar hembras bovinas es respaldada por ganaderos del Meta

Prohibición del gobierno de sacrificar hembras bovinas es respaldada por ganaderos del Meta

La medida busca detener la disminución de vientres para la cría, que está poniendo juego el hato ganadero del país.

12 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Según cifras del Gobierno, la relación que se daba de tres hembras por macho ha caído hasta llegar prácticamente a una hembra por macho.

El secretario de Agricultura del Meta, Fernando Murillo, reconoció que en los últimos años se venía registrando un aumentó en el sacrificio del ganado hembra, pero no precisó cifras. Igual preocupación manifestó el ex gerente del Comité de Ganaderos del Meta, Freddy Guarnizo.

El hato ganadero del Meta asciende a 1'500.000 cabezas de las cuales 800.000 son hembras. "En los últimos años se venían sacrificando novillas y con ello se estaba poniendo en peligro la preservación del hato metense", dijo Murillo. Indicó que una vaca deja de reproducir a partir de los 9 años de edad, a partir de la cual se puede sacrificar.

Para Darío Cárdenas García, director de la seccional Meta del Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), la medida se orienta a que los ganaderos realicen una retención voluntaria de las hembras y evitar que desaparezca la ganadería.

Cárdenas comentó que otro factor que afectó el hato ganadero metense fue el desplazamiento de hembras jóvenes y adultas hacia Venezuela.

La decisión del Gobierno Nacional señala que para que una novilla sea sacrificada, "su propietario debe adjuntar un certificado firmado por un veterinario en el que se asegure que la misma no es apta para la cría".

La resolución dice que se entiende por hembras bovinas aptas para la cría a aquellas que "hayan llegado a su madurez sexual, es decir, cuando física y fisiológicamente adquiere la posibilidad de reproducirse y que no padezcan enfermedades que afecten la reproducción".

En la misma resolución el gobierno dice que solo se permitirá el sacrificio de dichos animales cuando se presenten, bajo documentos firmados por un profesional, que la hembra padece de una enfermedad que afecta la reproducción, tiene problemas de infertilidad o cuando haya finalizado su ciclo de vida productividad, es decir después de los nueve años.

Ganaderos opinan

La decisión de prohibir el sacrificio de ganado hembra es una medida sana y tiende a acabar con una práctica que en los últimos cinco años menguó la población bovina, opinan ganaderos locales.

Según los estudios realizados por el Comité de Ganaderos del Meta, la población de hembras disminuyó en los últimos cinco años si se compara con el comportamiento que hay dentro de la población de machos. "Ojalá que la medida sea permanente", aseveró Freddy Guarnido, ex gerente del Comité de Ganaderos del Meta.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Asaderos del Meta, Jesús Benavides, dijo que la decisión no los afecta por que han dejado de utilizar la carne de novillas para la preparación de la carne a la llanera o 'mamona' (res, hembra o macho, que no ha dejado de amamantarse).


 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.