Gustavo Gallón

Gustavo Gallón

"Perdonar no es obligación de nadie"

09 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Gustavo Gallón, director Comisión Colombiana de Juristas, respondio las 10 preguntas de CAMBIO.

CAMBIO: ¿Cómo ve la situación de las víctimas de los paramilitares?

GUSTAVO GALLÓN: Incierta porque es un proceso en construcción. Hasta ahora las entidades estatales, comenzando por la Fiscalía, están empezando a reconocer los derechos de las víctimas y las formas de hacerlos efectivos, pero su desprotección es muy grande.

El crimen de Yolanda Izquierdo, vocera de las familias a las que los paramilitares les robaron sus tierras en Córdoba, confirma esa desprotección.

Sí, confirma lo que hemos advertido repetidamente en el sentido de que muchas víctimas no están compareciendo a los procesos de la Ley 975, pues temen por su seguridad debido a que en muchas regiones los paramilitares no se han desmovilizado realmente. En algunas actúan como en el pasado y en otras siguen con retaguardias armadas que les permiten garantizar el control físico, político y económico de esas regiones.

¿Qué piensa sobre la transmisión por TV de las audiencias con los jefes paramilitares?

La transmisión de las audiencias la pedimos a la Fiscalía en su momento y no hizo caso. Por eso creo que estamos en un proceso de aprendizaje en la aplicación de las normas porque la Ley de Justicia y Paz es una ley de impunidad con muchos vacíos que, afortunadamente, la Corte Constitucional corrigió al declarar inexequibles normas clave.

Existe preocupación por la posibilidad de que los paramilitares aprovechen esas transmisiones para hacer apología del delito.

Eso se corrige con una efectiva diligencia del fiscal de turno o del magistrado de control de garantías, que tiene que dirigir la audiencia. Hasta ahora la Fiscalía ha sido muy tímida y ha dejado que esos señores digan lo que quieran.Las audiencias no pueden basarse en que ellos digan lo que les dé la gana.

¿Por qué la Comisión Colombiana de Juristas ha hecho tantos reparos en el tema de la reparación a las víctimas?

Porque el incidente de reparación tiene un tiempo muy corto para ser resuelto lo que lo hace inviable. En el caso de Mancuso, por ejemplo, él reconoció 83 casos entre masacres y homicidios, y eso no se despacha en un día o en 83 días, si le damos un día a cada caso. La reparación puede tardar años y el problema es que el incidente debe ser resuelto antes de que se dicte sentencia.

La Comisión de Reparación y Reconciliación ha advertido que no habrá recursos suficientes para reparar a las víctimas...

Le hemos dicho a la Comisión que deje de asustar a la gente con el cuento de que la reparación va costar mucho y de que no va a haber con qué pagar. El papel de la Comisión no es ese. Es ser garante de las víctimas y por eso debe comenzar a hacer un inventario de daños para que éstas sean reparadas.

¿Cree en la voluntad de paz de personas como Mancuso, Don Berna o Báez?

Sólo el tiempo dirá quiénes se desmovilizaron de verdad y quiénes de mentiras. En el caso de Mancuso, la versión libre que dio está llena de incongruencias porque pidió perdón por sus crímenes pero exaltó cada uno de ellos. Si, como él dice, cada uno de sus crímenes está justificado, entonces ¿por qué pide perdón?

¿El país está preparado para conocer la verdad sobre tantos crímenes?

Es un argumento falaz decir que el país no está preparado para la verdad. La verdad hay que asumirla. Se han cometido tantas barbaridades que la única forma de que no se repitan es contando la verdad.

¿Si los paramilitares cuentan la verdad deben ser perdonados por sus víctimas?

Lo mínimo que tienen que hacer es arrepentirse sinceramente, reparar al máximo a las víctimas y pedir perdón por sus actos. Pero no pueden exigir perdón porque es tan grande el daño que han causado, que no tienen derecho a reclamar. Perdonar no es un deber, nadie está obligado a perdonar. El perdón es voluntario, una víctima está en su derecho de perdonar o no.

¿Qué piensa de que el Gobierno acuse a su oficina de hacerse la de la vista gorda con los atropellos de la guerrilla?

Es una percepción equivocada. La Comisión Colombiana de Juristas hace seguimiento a las infracciones de derechos humanos de todos los actores armados, incluida la guerrilla. Los informes son públicos y repudiamos la violencia venga de donde venga. 

 

¿Quién es?

Nacimiento: Cali, 14 de marzo de 1952.

Estado civil: casado, dos hijas.

Cargos: director Comisión Colombiana de Juristas; representante especial de la Comisión de DD.HH. de la ONU para Guinea Ecuatorial, África (1999-2202); profesor de las universidades de Los Andes, Externado, Nacional y Javeriana; profesor invitado de la Universidad de Notre Dame,  Indiana, Estados Unidos  (1998 y 1999).

Libros publicados: 15 años de estado de sitio en Colombia: 1958-1978, La República de las Armas, Entre movimientos y caudillos.

Pasatiempos: Música, literatura, cine y naturaleza.
 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.