Alcalde de Neira (Caldas), el primero en irse por "cansancio" en el país

Alcalde de Neira (Caldas), el primero en irse por "cansancio" en el país

La Federación Colombiana de Municipios expresa que la renuncia de un alcalde frustra a la comunidad, que lo elige con la esperanza de solucionar muchos de sus problemas.

05 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

"He realizado un esfuerzo superior que al día de hoy se traduce en un cansancio mental y físico que me conlleva a tomar esta decisión".

Así, sin más comentarios, José María Molina Bedoya, de 66 años, justificó su renuncia al cargo de alcalde de este municipio del norte del departamento. La dimisión la presentó en una carta dirigida al gobernador Emilio Echeverri Mejía.

La renuncia, la primera que se registra en Colombia por esa causa, llamó la atención de la Federación Colombiana de Municipios por considerar que la mayoría de mandatarios se retiran de sus cargos por amenazas de grupos alzados en armas o por presiones políticas, pero no por "agotamiento".

Le faltaban 11 meses para terminar

Molina fue elegido en octubre de 2003 en representación del Nuevo Partido, hoy partido de la U, y le faltaban 11 meses para culminar su mandato.

"Casos como este son excepcionales porque la inmensa mayoría de los gobernantes locales entienden que estos puestos demandan sacrificio y casi dedicación absoluta los 365 días del año", dice Gilberto Toro, director de la Federación Colombiana de Municipios.

El vocero de los alcaldes en el país agrega que la renuncia de un Alcalde genera frustración en la comunidad que le confió las riendas de un municipio y hacer realidad un plan de gobierno. "Cuando un Alcalde se va a la mitad del camino, hay desilusión", asegura Toro.

Ante la posibilidad de que el burgomaestre haya declinado por presiones políticas, como se llegó a rumorar en el municipio, Toro señala que oficialmente conoce que renunció por cansancio, pero ignora si hubo presiones de otra índole.

La senadora Adriana Gutiérrez, líder del Partido de la U en Caldas, manifiesta que no hubo presiones, y que la dimisión se debió a recomendaciones médicas.

Otro en Caldas se fue porque le ofrecieron puesto

Pero el de Molina no es el único caso de renuncia de un Alcalde en Caldas. El 20 de noviembre pasado abandonó el cargo el mandatario de San José, Silvio Ríos Yepes, a quien el gobernador le ofreció la Secretaría de Agricultura, luego de la renuncia de Ángelo Quintero para lanzarse a la Gobernación.

"Me ofrecieron esa opción y la tomé. En San José quedó un equipo de gobierno que está desarrollando mi plan de gobierno", comentó Ríos.

Con respecto a este último caso, Toro dijo que los alcaldes son libres de aceptar cargos que les brinden, según ellos, mejores condiciones. Esto es, un salario mayor y aumento de status.

El de Ríos, según Toro, es el segundo caso en el país. El otro es el de un Alcalde de un municipio santandereano que renunció  para asumir un cargo en Bogotá.

MANIZALES

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.