Polo Democrático replica a Uribe por calificar de 'terroristas de traje civil' a ex miembros de M-19

Polo Democrático replica a Uribe por calificar de 'terroristas de traje civil' a ex miembros de M-19

"Creo que existen terroristas vestidos de civil y de corbata, pero los están cogiendo presos y casi todos son amigos del Presidente", dijo el senador Gustavo Petro ante las palabras de Uribe.

04 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Sin embargo, descartó, por ahora, cualquier acción legal contra el Presidente.

Al referirse a los hechos que se cuestionan al M-19, como la toma del Palacio de Justicia en 1985, donde murieron los magistrados de las cortes y civiles, Petro precisó en La W Radio que mientras se producía la toma, él estaba siendo torturado en el Cantón Norte de Bogotá (unidad militar).

Petro insistió en que jamás ha cometido un crimen y que incluso en alguna oportunidad él y sus compañeros del M-19 en el municipio de Zipaquirá (Cundinamarca) fueron expulsados del movimiento por oponerse a acciones armadas en esa población.

"Le propondré al Polo que no le respondamos al presidente Uribe ni con agresiones, ni verbal, ni de hecho, ni tampoco con acusaciones judiciales. El Polo debe concentrar su tarea en el desmantelamiento del régimen mafioso y debe pedirle al Presidente que sane su corazón y que ayude en esa tarea".

Pero la reacción de Carlos Gaviria y Jorge Robledo, presidente y vocero del Polo Democrático Alternativo (PDA), respectivamente, fue más radical.

"Que un congresista, ejerciendo sus funciones y su obligación, promueva un debate sobre hechos que pueden implicar al Presidente sea tildado de terrorista, es completamente inaceptable", aseveró Gaviria.

Por su parte, Robledo dijo: "Uno de los propósitos del Presidente es silenciarnos por la vía de intentar amedrentarnos, porque es evidente que esto contiene una amenaza. En un país como Colombia, asesinar a un terrorista a muchos les parecerá normal".

El tema será, seguramente, analizado este lunes en el Consejo Ejecutivo del Polo.

Los antecedentes de la polémica

El presidente Álvaro Uribe arremetió el sábado pasado, en medio de un consejo comunal de Gobierno en el corregimiento de Tierradentro, en Montelíbano (Córdoba), contra los ex miembros del M-19 que hoy son críticos del proceso de paz con los paramilitares.

"(El proceso de paz con los paramilitares) se diferencia del pasado, cuando quienes incendiaron el Palacio de Justicia, con los dineros del narcotráfico, simplemente se quitaron el camuflado, se pusieron un traje de civil y llegaron al Congreso a querer darle cátedra moral al país. Unos lo han hecho muy bien. Otros, infortunadamente, simplemente pasaron de ser terroristas de camuflado a ser terroristas de traje civil", dijo Uribe.

Pero ese no fue el único dardo. Pocos minutos antes, tras mencionar a los 17 policías asesinados por las Farc el primero de noviembre de 2006 en ese corregimiento, Uribe ya se había referido a sus críticos, sin mencionar nombres: "Este no es un proceso sugerido por falsos profetas. Los falsos profetas votaron en contra de esta Ley (Justicia y Paz). ¿Qué autoridad tienen hoy para llamarse los dueños de la verdad?".

La fuerte reacción del Presidente se produjo al día siguiente de que el senador Gustavo Petro (ex miembro del M-19) lanzó, en una entrevista con EL TIEMPO, varias críticas contra él y contra uno de sus hermanos (Santiago), a quien Petro acusa de tener vínculos con los paramilitares. Petro y Antonio Navarro son los únicos ex miembros del M-19 que hoy hacen parte de la dirigencia política de Polo Democrático Alternativo.

En la entrevista, Petro había dicho que Uribe debía asumir la responsabilidad por el crecimiento de los 'paras' en Antioquia cuando era gobernador y que su hermano Santiago hacía parte del grupo paramilitar 'Los doce apóstoles'. Santiago Uribe emitió un comunicado en el que rechazó las acusaciones y dijo que la Fiscalía confirió un auto inhibitorio a su favor sobre ese caso.

'No tengo cuentas pendientes'

En una carta que llevó personalmente a la redacción del periódico 'El Mundo', de Medellín, Santiago Uribe, hermano del Presidente, da su versión sobre la acusación de Petro.

Estos son los principales apartes:

"A lo largo de mi vida he soportado diversas acciones de la guerrilla como el asesinato de mi padre y el atentado contra mi tranquilidad física en 1983, intento de secuestro en 1990, (...).

El 3 de septiembre de 1996 rendí versión libre y espontánea ante la Fiscalía con el propósito de despejar cualquier duda sobre mi persona en relación con algunos hechos de orden público ocurridos en la finca La Colonia de la cual soy copropietario (...).

El 21 de junio de 2005 (...) el senador Petro me acusó de ser jefe de una organización paramilitar con sede en Yarumal denominada 'Los Doce Apóstoles' (...).

El 22 de junio de 2005 el senador Petro adujo ante varios medios de comunicación, tener pruebas en mi contra y manifestó que las pondría de inmediato en manos de la Fiscalía.

El 22 de junio de 2005 el Fiscal manifestó que sobre mí que no existía investigación alguna y que la Fiscalía había conferido a mi "Auto Inhibitorio" el 25 agosto de 1999 (...).

¿Qué pasó con las pruebas que quedó de aportar el senador Petro desde el 22 de junio de 2005?(...)".

"Cuando se oculta un pasado terrorista, hay la posibilidad de engañar al país y de convencer a ciertos sectores sobre falsos ídolos".
Álvaro Uribe, presidente de la República.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.