Con 10 bienes de Salvatore Mancuso comienza congelamiento a fortuna de paramilitares

Con 10 bienes de Salvatore Mancuso comienza congelamiento a fortuna de paramilitares

Con la medida se busca evitar que los bienes sean vendidos o traspasados a testaferros.

03 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Fiscales de la Unidad Nacional de Extinción y Lavado de Activos e investigadores de la Dijín se desplazarán a Córdoba para tomar el dominio de los predios. Se trata de extensas fincas y lujosas casas, ubicadas en Tierralta, Montería y sus alrededores.

Así empezarán a cumplir la orden que dio el presidente Álvaro Uribe el pasado jueves, cuando les pidió aplicar medidas cautelares contra los bienes de los 'paras' procesados por la justicia.

Su decisión fue considerada por algunos como trascendental, pues la Ley de Justicia y Paz solo contempla la aplicación de estas medidas en la etapa de juicio de los desmovilizados, fase a la cual no se ha llegado.

Sin embargo, otros creen que el Gobierno se demoró en tomar esta determinación, pues ya muchos de los bienes pasaron de mano en mano para evitar que sean rastreados.

De hecho, la semana pasada fue creada una comisión, integrada por la Superintendencia de Notariado, la Policía, la Fiscalía y la Uiaf (Unidad de Información y Análisis Financiero), para establecer dónde están esas propiedades y cuántas son, pues la información es escasa.

Los primeros predios

Entre los predios que serán ocupados esta semana está una vivienda avaluada en más de 1.200 millones de pesos, que representa el poder que ostentaba el miembro de la cúpula de las autodefensas.

Según estableció EL TIEMPO, solo una de estas propiedades figura a nombre de Mancuso. En las otras aparecen sus familiares más cercanos.

"Se ha establecido que sus familiares no tenían el poder adquisitivo para ser los dueños de esas propiedades y todos los indicios apuntan a que fueron adquiridas con los dineros de las actividades ilegales de Mancuso", dijo uno de los investigadores.

La ocupación de estos bienes se hará con fines de extinción de dominio. Pero estas no son las únicas propiedades que están en la 'cacería'. Según las fuentes, en la mira hay otros predios, apartamentos, vehículos y hasta empresas de los 'paras' en diferentes partes del país.

El Presidente ya había pedido hace dos años a los organismos judiciales lanzar una ofensiva contra los bienes de los 'paras'. Sin embargo, no se había avanzado mucho, y ahora es todo un reto.

Una mujer despojada 3 veces por las Auc
MEDELLÍN

Los 'paras' de Salvatore Mancuso no solo le quitaron dos hermanos a Carmen*, sino que la obligaron a cambiar su vida de campesina propietaria.

Hoy vive de arriendo con su mamá y dos hijas de 12 y 4 años -es madre soltera- en un pueblo antioqueño y pasa necesidades. A veces gana algo ayudándole a su hermana en un pequeño negocio del Bajo Cauca y, en otras ocasiones, haciendo aseo de casas.

Su tragedia comenzó con la masacre del corregimiento El Aro, de Ituango, donde vivía, y por la cual Mancuso está condenado a 40 años de cárcel.

Entre el 22 y el 25 de octubre de 1997, los 'paras' ingresaron desde el área urbana de Ituango y desde Valdivia. En el camino se encontraron con su hermano, quien entonces tenía 15 años.

Obligaron al joven a dejar la labranza y terciarse un morral que le entregaron. Luego lo mataron diez minutos antes de llegar a la cabecera corregimental, mientras que mantenían al resto de la población intimidada en el parque.

En toda su incursión asesinaron a 15 personas, incendiaron más de 50 casas y se llevaron toda vaca que se les atravesó.

Ahí se fueron unas 30 cabezas que poseía su familia. Entre las propiedades incineradas estuvo la finquita de la que sacaban panela y fríjol.

"Nos vinimos de allá por miedo. Con todo lo que nos pasó uno queda marcado. Nos quedamos sin nada, sin casa, en la calle, nos quemaron las ollas, las camas y hasta la ropa", dice Carmen. En ese primer desplazamiento no tuvieron más remedio que depender de la colaboración de los otros hermanos en Valdivia (Bajo Cauca).

Posteriormente, retornaron a El Aro, pero volvieron a salir en el 98, cuando uno de sus hermanos mayores, cayó también por las balas 'paras', aparentemente por haber hecho un comentario de rechazo a lo que ocurrió con el menor de la familia.

El tercer y definitivo éxodo ocurrió hace tres años. "Nos daba mucho miedo porque otra vez (los 'paras') estuvieron en el pueblo, se llevaban los caballos y nos revolcaban la ropa. La última vez a mi hermana le robaron hasta la argolla de matrimonio".

* Nombre cambiado por seguridad.

Tras el rastro de las tierras robadas

  • Aunque no hay claridad sobre las tierras expropiadas por los paramilitares a sus propietarios, hace un año un informe de la Procuraduría hablaba de 6 millones de hectáreas en manos de narcos y autodefensas.
  • Por su parte, la Contraloría decía que eran 4 millones de hectáreas y Codhes -ONG que hace estudios sobre desplazamiento- estimaba que eran 4,8 millones.
  • Fidel Castaño entregó, en 1999, 10.000 hectáreas de siete fincas en Córdoba a 2.500 familias para que las aprovecharan. Sin embargo, otros grupos 'paras' los presionaron para que se las vendieran.
  • En el 2001, 'Jorge 40' presionó en Dibulla (La Guajira) a personas a las que el Incora les había entregado cerca de 5.000 hectáreas de tierras, para cedérselas en fachada a otras personas que sirven a sus intereses.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.