Comunidad maronita recibió visto bueno para abrir su primer templo en Colombia

Comunidad maronita recibió visto bueno para abrir su primer templo en Colombia

El cardenal Pedro Rubiano dio su visto bueno a la solicitud de George Saad Abi Younes, uno de los obispos más importantes de esta iglesia, que cuenta con unos 25.000 seguidores en el país.

02 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

Rubiano también cedería un predio donde se construiría la iglesia y autorizaría que un sacerdote ejerza su ministerio en la capital.

Colombia es uno de los pocos países de América Latina que no tiene un templo de esta comunidad católica, la cual está bajo el mandato del papa Benedicto XVI y tiene unos 10 millones de fieles en el mundo.

Su patriarca o líder es el cardenal Pierre Nasrallah Sfeir, quien reside en Líbano, donde está la sede de los maronitas. Este grupo religioso es uno de los más importantes representantes del cristianismo en el Medio Oriente.

La decisión de fortalecer esta comunidad en América Latina no solo es el deseo de sus fieles -la mayoría libaneses o hijos de nacionales de ese país-, sino se convierte en necesidad, debido a la gran migración de miembros de esta comunidad a la región.

Abi Younes, obispo de la Diócesis de México y de origen libanés, visita por estos días el país, donde denunció la actual persecución de los cristianos en el mundo musulmán, lo que ha generado el desplazamiento de miles de personas. En el Vaticano hay una gran preocupación por el tema.

El pasado jueves, el Papa alentó a los cristianos de esa región para no abandonar sus países. "En esas circunstancias, los cristianos de todas las comunidades de Oriente Medio están llamados a ser valientes".

Aunque los maronitas son católicos y dependen de Roma, existen algunas diferencias con el rito tradicional latino.

Para la eucaristía y los sacramentos se utiliza como idioma el arameo, el cual era utilizado en la época de Jesús.

En esta iglesia, que tiene más de 1.600 años, se puede ordenar a un hombre casado como sacerdote y llevar su vida de religioso con su esposa. Sin embargo, estas personas no pueden llegar a ser obispos.

Su 'fundador' fue San Marón, un ermitaño que existió en el año 335 d.C.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.