Y sigue tan campante

Y sigue tan campante

Todo indica que Fidel Castro está mejor de lo que muchos querían y que la transición en Cuba ya está en marcha en cabeza de Raúl.

02 de febrero 2007 , 12:00 a.m.

LO DABAN POR MUERTO, pero está vivito y coleando. A esa conclusión se llega sobre la salud de Fidel Castro tras el video difundido el martes de la semana pasada por la televisión de Cuba, en el que se ve al líder de la isla junto al presidente venezolano Hugo Chávez. La filmación fue hecha la víspera de la transmisión, según informó el canal cubano. Si eso es verdad, Castro no está tan cerca de la muerte como habían dicho algunos.

En las tomas, Fidel aparece con la sudadera roja y azul del equipo olímpico cubano. Toma un líquido naranja que parece ser un jugo, habla con su interlocutor y se ve de buen ánimo. En un momento, se refiere a una lesión que tuvo en el hombro derecho, y más adelante pasa a otro tema para centrarse en el cambio climático. Es allí cuando él y Chávez hojean una noticia que sobre la materia publicó la edición digital del diario argentino Clarín.

Pese a los achaques y a que tiene 80 años, a Castro se le nota mejor de lo que supuestamente muchos querían. Según Stephen Gibbs, corresponsal en La Habana de la BBC y quien ha seguido los problemas de salud del dirigente, aunque Castro "aparece claramente frágil en las imágenes, sí parece haber logrado una notable recuperación respecto al último video del mandatario, que se vio el 28 de octubre". En aquella oportunidad, los amigos de Castro temieron lo peor.

A lo largo del diálogo, Chávez no puede ocultar su admiración por Castro. "Este abrazo es de millones, no es mío", le dice mientras lo toma emocionadamente de los hombros. Y agrega: "Y este sentimiento es de millones, que te adoramos, te queremos, te necesitamos y te seguimos paso a paso". Fidel agacha la cabeza un poco y se muestra conmovido. Después toman del pelo un rato y se ponen a leer papeles. Castro levanta el vaso para brindar junto a Chávez. El encuentro duró, dicen, más de dos horas.

El video fue noticia porque desde que Fidel se retiró del poder, y de esto hace ya seis meses, no ha habido mayor información sobre su estado de salud. Primero se supo que había sido intervenido quirúrgicamente de una afección intestinal y que se recuperaba convenientemente. Luego, cuando hubo celebraciones en Cuba a las que asistió incluso el Nobel colombiano Gabriel García Márquez, creció la inquietud por la ausencia del líder.

A finales de octubre fue divulgado un video que causó una gran impresión, pues se veía a Castro acabado. Y más adelante, el pasado mes de diciembre, el médico español José Luis García Sabrido contó en Madrid que había sido llamado a La Habana y que el Presidente estaba en recuperación. Las palabras de García Sabrido fueron puestas en entredicho poco después, cuando dos reporteros del importante diario madrileño El País aseguraron que Castro tenía peritonitis y estaba en peligro de muerte.

Pero aparte de lo que a la salud del dirigente se refiere, su enfermedad ha dejado una cosa en claro y es que, si él se muere, la situación política de la Cuba podría seguir siendo la misma. El tema es muy sencillo: desde que su hermano Raúl asumió el poder, no ha habido levantamientos conocidos dentro de la isla, ni grandes movimientos en la Florida por parte del exilio cubano. Se han presentado algunos cambios en la forma de gobernar. Pero nada más

De acuerdo con el analista Fernando Ravsberg, radicado en La Habana y cuyas opiniones han sido reproducidas en varios medios de comunicación europeos, Raúl ha nombrado gente nueva en algunos ministerios y ha reemplazado al secretario general de las centrales sindicales. La población, por su parte, ha detectado una mejoría en los abastecimientos en lo que se refiere a artículos de primera necesidad como el jabón. Y eso, en Cuba, es todo un acontecimiento.

También es verdad que una razón por la cual no se han presentado sobresaltos en esta transición es que, con Fidel enfermo y no muerto, los ciudadanos inconformes no sienten que los ha dejado del todo. Lo que ocurrirá en la isla cuando él fallezca, sólo se sabrá en su momento. Hasta ahora, lo único claro es que Fidel Castro está más vivo de lo que creía medio mundo y que así puede durar un buen tiempo más. 

Ya estaba planeada

¿Por qué no se ha producido un cataclismo político en Cuba tras el retiro del poder de Fidel Castro hace seis meses? ¿Por qué no han salido a las calles miles de opositores? Es un misterio. Pero un gran conocedor de la isla como es el célebre reportero norteamericano John Lee Anderson lo atribuye a que Fidel  venía preparando la transición de tiempo atrás. Según el periodista, "hace algunos años un equipo de asesores se viene preparando en tareas gubernamentales que tenían los hombres más cercanos a Castro".

Pero Anderson también cree que la falta de descontento callejero se debe a que los dirigentes cubanos saben que, a diferencia de lo sucedido en los países de la ex órbita soviética, no pueden darle margen de maniobra a la oposición pues de lo contrario todo se les viene abajo. "Si abren un milímetro, lo pierden todo", concluye.
 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.