Obras sociales de empresas y almacenes de cadena son financiadas con las 'vueltas' de los clientes

Obras sociales de empresas y almacenes de cadena son financiadas con las 'vueltas' de los clientes

Dentro de sus programas de responsabilidad social han desarrollado estrategias para hacer grandes capitales a partir de los pocos centavos, 'la menuda', que les deben devolver a sus compradores.

30 de diciembre 2006 , 12:00 a.m.

Por eso, los puntos de pago pasaron de ser simples 'cajas' a sitios donde el cliente -con plata en mano- toma otro tipo de decisiones, como regalar las vueltas o comprar otros productos que no se vieron en las góndolas como la comida, las revistas o las gaseosas, etcétera.

Ahora, aparte del del saludo de rigor, una de las frases más pronunciadas por los cajeros de los almacenes de cadena que funcionan en Colombia es: "¿Quiere usted donar el dinero de las vueltas a nuestra campaña de...?".

También es un 'pantallazo' de los cajeros automáticos que invocan la solidaridad ciudadana, con denominaciones precisas, durante las operaciones que hacen los usuarios.

Las empresas no reciben beneficios tributarios si no incluyen esas donaciones en su contabilidad.

El Éxito del Ley y Pomona

Invocando los llamados Objetivos de Desarrollo del Milenio, que las Naciones Unidas y sus países miembros pretenden cumplir a más tardar en el año 2015, con el fin de erradicar el hambre, la pobreza, el analfabetismo y las enfermedades que atacan a los países más pobres del mundo, la Fundación Éxito manejó varios programas de desarrollo social.

Entre ellos está el llamado 'Goticas' o bonos que están a la venta en las cajas de cada uno de los 105 almacenes de la cadena (Éxito, Ley y Pomona) que funcionan en Colombia.

Allí, sólo basta comprar la 'Gotica', bien sea de 1.000 ó 2.000 pesos para nutrición o educación. Unas vez recogidos estos dineros por la compara, la Fundación aporta de su bolsillo una cantidad igual, monto que se entrega a las fundaciones dedicadas a entregar alimentos o brindar educación a los niños pobres.

"Las donaciones se hacen en las misma ciudad que se recaudó el dinero", dijo un vocero de esta cadena de almacenes.

Para esta época de fin de año, la campaña cambia de objetivo, de nutrición y educación, al recaudo de juguetes para la Navidad o la venta de 'Goticas de Navidad', que para este mes de diciembre entregó 267.000 regalos.

Durante 2006, la Fundación Éxito entregó más de 9.000 millones de pesos a los proyectos y a 6.000 entidades que trabajan por los niños más necesitados en todo el país.

Carulla-Vivero

En alianza con El Minuto de Dios, los almacenes Carulla, Vivero, Merquefacil, Surtimax y Home Art iniciaron hace cinco años la campaña 'Dona tu vuelto'.

Durante este lustro, con los aportes de los clientes de los 160 almacenes de la cadena se han entregado 114 viviendas, lo que equivale a una cada quince días, a igual número de familias en las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Cartagena, Buga, Jamundí, Valledupar, Cúcuta, Montería y Santa Marta.

Los beneficiarios de las viviendas los selecciona directamente El Minuto de Dios, teniendo en cuenta algunos parámetros específicos de las necesidades básicas insatisfechas de las familias.

En los supermercados, los cajeros son motivados para que inviten a los compradores a que hagan donaciones. Esos empleados son premiados asistiendo a las emotivas jornadas de entregas o recibiendo días compensatorios adicionales por la captación de estos dineros.

Con los discapacitados

Por su parte, Hiperbodegas Alkosto, en asocio con la Fundación Best Buddies Colombia, tienen el Programa 'Desarrollo de Oportunidades Laborales', que hace parte del plan de responsabilidad social de la compañía, por medio del cual vincula como empacadores a jóvenes con discapacidad cognitiva (retraso mental).

El programa se ejecuta desde 2005 en los almacenes de esta cadena (Alkosto y K-Tronix) cuando Best Buddies encontró una oportunidad de hacerlo con jóvenes entre los 18 y los 25 años de edad, quienes son escogidos por el departamento de personal de la cadena, de acuerdo con algunas destrezas evaluadas por los psicólogos.

"Ellos trabajan durante todos los fines de semana, aunque también estuvieron todos los días de la temporada decembrina trabajando en los nueve almacenes que funcionan en Bogotá y uno en Villavicencio", dijo un funcionario de Alkosto.

La empresa les paga su salario, aunque también los mismos clientes lo aportan, pues en cada una de las cajas hay alcancías donde pueden hacerse las donaciones.

Al final del mes, se recoge el dinero de las alcancías y se reparte entre quienes han trabajado allí. Esta obra, financiada en parte por los clientes, recibió el pasado mes de enero un reconocimiento de la Vicepresidencia de la República.

Con 'la platica' del cajero

Otra de las formas de concientizar al público por la ayuda hacia los más necesitados es a través de las transacciones en los cajeros automáticos.

Tal es el caso de Servibanca, entidad que en la década pasada consolidó una alianza con El Minuto de Dios para captar donaciones para la financiar viviendas para las familias de escasos recursos.

Así, esta red de cajeros automáticos puso a su servicio toda su infraestructura para el recaudo de estos dineros.

Todas las estrategias descritas fueron adoptadas por los almacenes de cadena hace poco más de cinco años, una vez tuvieron que enfrentar el problema de entregar vueltas de bajas denominaciones para las cuales no había moneda circulante, es decir, entre un centavo y 49 pesos.

Con esas estrategias, igualmente, cumplen con la resolución 2416 de 2000, de la Superintendencia de Industria y Comercio, que obligó a las empresas del sector real a dar cambio exacto (vueltas) a los consumidores.

Muchas de las organizaciones de comercio consultadas no entregaron cifras de los montos captados, pues consideraron esto como intrascendente.

¿El dinero recaudado si va para las personas necesitadas?

  1. Es una buena alternativa para que las fundaciones que buscan recursos para los menos favorecidos obtengan dinero para sus donaciones, pues con que todos los colombianos que hacemos compras donemos los 15 pesos que nos sobran se acumula una buena bolsa para ser distribuidos: Gonzalo Ruiz, comprador Almacenes Éxito
  2. No me parece justo porque es como si le impusieran al comprador la obligación de entregar sus vueltas para otra gente. Además, no es seguro que ese dinero sea destinado para las causas que profesan. "En este país toca ver para creer. Por ello las donaciones las hago personalmente": Carmenza Quintero, compradora Vivero
  3. A los usuarios no les consta el destino de los dineros para las fundaciones. Por eso no estoy de acuerdo en dar dinero, ya que no hay seguridad, ni existen la suficiente información al comprador acerca de estas donaciones. "No vale la pena entregar plata sin saber para dónde va": Álvaro Hinestroza, usuario cajero Servibanca

JUAN CARLOS DOMÍNGUEZ
REDACCIÓN ECONÓMICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.