Secciones
Síguenos en:
La Iglesia posee documentos con denuncias de víctimas del paramilitarismo y su violencia

La Iglesia posee documentos con denuncias de víctimas del paramilitarismo y su violencia

Así lo reveló monseñor Luis Augusto Castro, presidente de la Conferencia Episcopal, quien aseguró que esos archivos abren la posibilidad de que la Iglesia cree una comisión de la verdad.

Monseñor Castro fue invitado por Yamid Amat a una entrevista, fundamentalmente para hablar de la Navidad, de María y de Jesús. Ese escenario condujo, claro, a hablar de vida, paz y reconciliación. Y en ese marco, monseñor Castro hizo la revelación.

Si Jesús naciera hoy en Colombia, ¿de qué lado estaría?

Del lado de la vida de todos y no a favor de la guerra. Si algo distinguió a Jesús, fue su compromiso con la vida. Hoy, Él haría un llamado en favor de ella a la guerrilla y al Ejército; a toda la sociedad, porque esa es la tragedia más terrible que sufrimos: no apreciar la vida.

Frente a la guerrilla o al paramilitarismo, ¿usted recomendaría el perdón?

Perdonar es indispensable porque solo quien perdona deja de ser víctima. Naturalmente a nadie se le puede forzar a perdonar; cada cual tendrá su momento para hacerlo. Ese día hay que esperarlo, sin forzar la situación. Habrá también personas que no logren llegar al perdón y que tengan un fuerte sentimiento de venganza. Eso también hay que respetarlo, esperando que lo supere. El perdón es el que abre la puerta a una genuina reconciliación.

¿No se contradice cuando defiende la vida y luego pide perdonar a quien la quita?

No. El perdón tiene que darlo la persona que ha sufrido. No puedo decir por las víctimas de este país que perdono a todos los victimarios.

Pero aconseja perdonar...

Sí, claro. Porque el perdón ayuda tanto a la víctima como al victimario; al uno, por la violencia sufrida, al otro por la violencia ejercida.

¿Para usted cuál fue la noticia del año en Colombia?

Los diálogos con el Eln. Abren una ventana a la paz.

¿Y las denuncias sobre la llamada parapolítica?

Esa es una noticia positiva en la medida en que permite conocer la verdad de tantas cosas. La verdad cierra el duelo. La justicia y la reparación comienzan a tomar forma; muchísimos colombianos no esperan dinero como reparación, sino solo la verdad. No hay paz si no se conoce la verdad. Por eso el mensaje de Benedicto XVI en este año fue la verdad de la paz, para que haya paz es necesario que salga a flote la verdad. La verdad en cierta forma es macabra, pero es consoladora también. Es terrible pero necesaria.

¿La Iglesia a nivel de párrocos no ha sido un poco cómplice de la presencia paramilitar?

No veo esa complicidad. La Iglesia, con sus párrocos, se ha puesto siempre de parte de la comunidad.

¿En dónde están las denuncias de párrocos sobre atropellos, asesinatos, masacres, robo de tierra?

Las denuncias las tenemos. Existe un archivo enorme de lo que le han dicho las víctimas a la Iglesia. Y estamos pensando en crear una comisión de la verdad de la Iglesia.

¿Por qué no las ha divulgado?

Las denuncias están ahí. Para muchas víctimas es muy importante que eso no pase a otras manos porque se sentirían muy inseguras.

¿Las denuncias están dónde?

En la Conferencia Episcopal.

Dentro de la defensa que hace usted de la verdad, ¿no sería bueno divulgarlas?

En el momento en que se necesite y veamos que eso puede servir, se divulgarán. Pero eso no significa que vamos a darlas a publicidad a cualquiera, porque iría contra lo que piden las víctimas, que es la reserva que ellos necesitan.

¿Pero con reserva darían a conocer a los jueces esas denuncias?

Sí, claro.

¿Son secretos de confesión?

No. Estamos hablando de la cercanía que la Iglesia ha tenido con las víctimas. Tenemos documentadas esas historias, con mucho cuidado, con mucho respeto, para cuando sea necesario manifestarlas...

¿El victimario debe recibir algún tipo de castigo?

Sí. Una de las formas apropiadas para sentir que la sociedad lo ha reintegrado a su seno es precisamente ese: aceptar y cumplir el castigo.

En ese orden de ideas, si mañana usted, como depositario de denuncias sobre masacres, encuentra que su autor es absuelto, ¿entregaría las pruebas?

Mientras no se trate de asuntos de confesión y las solicite la debida autoridad, claro que sí. De eso no hay duda.

¿Quién las debe solicitar?

La justicia: la Fiscalía o los jueces. Si las va a solicitar un periodista o cualquier otra persona, de ninguna manera.

¿En qué consisten, en general, esas denuncias?

Cuando una víctima manifiesta lo que le ha pasado, es muy escabroso y doloroso, y hay que tratarlo con mucho respeto y reserva.

Estamos en el proceso con los 'paras'. ¿Ve muy remota la posibilidad de volver a sentarse con la guerrilla?

Sí es remota, porque en este momento parece que lo que se quisiera es dar una respuesta de guerra, talvez para debilitar a la guerrilla y obligarla a dialogar. Pero nuestro pensamiento como Iglesia es que se debe cuanto antes adelantar una solución política negociada, para evitar más muertes.

¿Para usted quién fue el personaje del año en Colombia?

Todos los familiares de los secuestrados. Sé de su lucha, de sus frustraciones y de toda la ilusión que siguen alimentando por recibir nuevamente a sus familiares.

¿Cómo ve usted el 2007?

Quisiera verlo como el año en el que vamos a hacer avances hacia la paz verdadera. Lo veo con el deseo de que maduren los diálogos. Me parece muy lógico que sea el presidente Uribe el que tome la bandera del dialogo con las Farc y sería necio esperar cuatro años para que venga la oposición a hablar de diálogo y que no sea el mismo Presidente el que lo haga.

Con su respuesta, ¿parte de la base de que después de Uribe vendrá la oposición a gobernar?

No, quiero decir que la oposición va a tener como bandera el diálogo, cuando esa podría ser la primera bandera de Uribe. Quisiera verlo más dispuesto a explorar caminos de encuentro con las Farc para buscar una solución política negociada al conflicto.

¿ Quiénes rompieron no fueron las Farc con el carro bomba, cuando estaba en pleno desarrollo del acuerdo humanitario?

La reconciliación es algo que se va construyendo de parte y parte. Si el uno rompe y el otro rompe, pues queda todo roto; si el uno rompe y el otro no, invita al diálogo, se está construyendo algo.

¿El proceso para el intercambio humanitario se frustró definitivamente?

No. El proceso sigue con mucha reserva y, por eso, yo tampoco digo nada. Pero sí puedo decir que eso no está muerto. El acuerdo lo creo posible. Y no sólo posible sino necesario y urgente. Es indispensable que la guerrilla dé pruebas de supervivencia, que no castigue a los familiares por asuntos que tienen que ver con el Gobierno. Ojalá haya pruebas de supervivencia para consuelo de los familiares...Cuando hay tanta gente sufriendo, el acuerdo debería tener prioridad. Creo que lo humanitario debe tener siempre prioridad sobre lo político. Estamos hablando de vidas humanas que se pudren en la selva, que ven pasar los días y no tienen esperanza. ¡Salvemos el acuerdo!

'La Navidad, por desgracia, es solo comercio'

¿La Navidad no se ha vuelto un evento comercial?

Desgraciadamente. La Navidad celebra el nacimiento de Jesús, no su cumpleaños porque no sabemos exactamente el día ni la hora ni el año del nacimiento. El pesebre navideño es un signo de sencillez; hay un villancico que dice así: 'la malvada burra con su fino diente se comió las pajas del niño inocente'. La Navidad se ha transformado en comerse las pajas y nada más, y se pierde de vista lo esencial. Qué bueno poner de manifiesto lo central de la Navidad, que es el gran misterio de la encarnación, el hijo de Dios que se hace hijo del hombre para que el hijo del hombre llegue a ser hijo de Dios.

¿Cuando Jesús nace, permanece en Belén?

No, Jesús nació en Belén por cosas circunstanciales, pero toda su vida transcurre en Nazareth; por eso lo llamaban el Nazareno.

¿María y José tuvieron lo que podría llamarse luna de miel?

Imposible creer que no la hubieran tenido. Pero eso no significa que José y María hubieran engendrado a Jesús. La Iglesia siempre ha considerado que María fue virgen antes, en y después del parto, y que Jesús no nació de una relación sexual. Jesús nació como lo repetimos en el credo, por obra del Espíritu Santo; es el poder de Dios, que crea una realidad.

¿Jesús no nació como todos los bebés del mundo: del vientre de la madre?

Sí nació del vientre de la madre, pero eso no significa que haya sido generado como todos los demás bebés.

¿María tuvo como todas las madres 9 meses de embarazo?

Sí, por supuesto. Inclusive, varias estatuas la representan así.

¿Cómo puede ser virgen una persona que da a luz un bebé?

Esos son los signos de la acción de Dios. Jesús nació del cuerpo de María.

¿José se separó de María?

Después del nacimiento, José solamente se menciona en las palabras de los habitantes de Nazareth, quienes decían "este es el hijo de José", refiriéndose a Jesús.

¿Por qué no apareció en su crucifixión y muerte?

Se supone que durante la vida privada de Jesús, en algún momento, murió José.

Opine en www.yamidamat.com.co

YAMID AMAT
ESPECIAL PARA EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.