En un guacal estará estatua de Rafael Núñez hasta abril, cuando volverá al Capitolio

En un guacal estará estatua de Rafael Núñez hasta abril, cuando volverá al Capitolio

El momento fue removido de su pedesta el pasado 12 de diciembre para adelantar las obras del nuevo túnel que comunicará al Capitolio con el Edificio Nuevo del Congreso.

21 de diciembre 2006 , 12:00 a.m.

Una cuadrilla de diez obreros, armados con taladros neumáticos y barras, tardaron más de cuatro horas en desmontar y liberar la estatua, ubicada en el patio que lleva su nombre en el Capitolio Nacional.

Durante 85 años, la estatua estuvo en ese sitio, desde cuando el maestro Francisco A. Cano, su creador, la instaló en el lugar en 1921.

Hacia el mediodía de ese martes, una grúa telescópica extendió su largo brazo, al que los obreros ataron varias sogas que sostenían la estatua.

Durante horas, Núñez parecía aferrarse a la Carta Constitucional que ha llevado en su mano izquierda por años sin importarle que esta dejó de regir en 1991. Y mientras los obreros sudorosos buscaban por dónde entrarle a la dura piedra, él permanecía impasible observando lo que ocurría a su alrededor.

Previo al desmonte de la estatua, el consorcio que contruye el túnel tramitó un permiso especial ante el Ministerio de Cultura.

El Patio Núñez es pieza clave del Capitolio, su construcción y la fachada sur la inició en 1911 el arquitecto Mariano Sanz de Santamaría.

El monumento a Núñez, ubicado en el costado sur del Capitolio, frente a la Casa de Nariño, ha sido testigo mudo de la historia política colombiana.

Ha visto desfilar a 22 presidentes. Desde ese lugar, la estatua de Núñez escuchó el revuelo en las calles bogotanas el 9 de abril, cuando fue asesinado Jorge Eliécer Gaitán. O los candentes debates de Laureano Gómez, Alfonso López Pumarejo, Gilberto Alzate o Carlos Lleras, entre otros.

Ha visto pasar visitantes ilustres: presidentes de otros países, personalidades, congresistas, periodistas y muchos lagartos.

También ha sido testigo de la aprobación de centenares de leyes y reformas de la Constitución, incluso del largo proceso que le puso fin a la que él mismo inspiró en 1886 y que dio paso a la de 1991.

También vio pasar a 'paras'

Desde su pedestal, Núñez fue testigo de la gran debacle que hubo en el Congreso por cuenta del proceso 8.000, del trámite de "micos" y de muchos casos de corrupción.

Así como vio pasar a gente ilustre, también vio otras caras.
Por el rabillo del ojo, más recientemente, presenció la llegada de los ex jefes paramilitares Salvatore Mancuso, Ernesto Báez y
Ramón Isaza.

Y como si estuviera cansado del escándalo producido por por las oscuras relaciones entre congresistas y paramilitares prefirió irse de paseo, así sea metido en un guacal.

Por lo menos, hasta abril tendrá un merecido descanso, pues en esa fecha se estima que concluyan las obras y vuelva a su sitio, a ser testigo mudo de la política nacional.

El récord de Nuñez

Rafael Núñez tiene, hasta hoy, un récord díficil de igualar.
Logró la reelección mediata e inmediata, asumió la Jefatura del Estado en cuatro oportunidades.

En total (sumando sus periodos), fue 12 años Presidente.
Y hubieran podido ser más, de no ser porque murió antes de finalizar su último Gobierno.

Llegó al poder en 1880 y estuvo hasta 1882. Luego fue elegido en 1884, y antes de culminar sus dos años de mandato firmó la Constitución de 1886, la que más ha durado en la historia del país.
La Constitución del 1886 , entre otras cosas, le dio al país el nombre definitivo de República de Colombia, y amplió el periodo presidencial a seis años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.