Secciones
Síguenos en:
El 'rebusque' navideño les permitirá a miles de boyacenses tener empleo durante el fin de año

El 'rebusque' navideño les permitirá a miles de boyacenses tener empleo durante el fin de año

Unos aprovecharán la venta de productos como gorros y anchetas, mientras que otros se la jugarán ofreciendo servicios y trabajos artísticos.

Luis Eduardo Santamaría, por ejemplo, decidió arriesgarse a invertir su patrimonio y 13 años de trabajo en la elaboración de una maqueta gigante acerca de ciudades como Palestina, Jerusalén e Israel, en las que se desarrollaron algunas de las historias más conocidas de la vida de Jesús.

El montaje, en total, ocupa cerca de 80 metros cuadrados. Su elaboración la logró con materiales como tela, alambre, cartón, plástico y pinturas.

Este pereirano sobrevive de los dineros que recoge con la boletería que hay que pagar para poder observar la obra, que él mismo explica con una reseña de cada escena. Este año decidió mostrar su trabajo artístico en Culturama, en Duitama. Para poder ingresar al lugar en el que se tiene esta exhibición hay que pagar mil pesos.

Vende gorros para no ir al Ejército

A sus escasos 13 años, Pedro Sanabria tiene muy claro su objetivo: rebuscarse para ahorrar el dinero con el que pueda pagar la tarjeta militar.

A pesar de que en su casa en Yopal le dan su sustento y estudio, este pequeño decidió adelantar sus vacaciones para visitar a su abuela que vive en la ciudad de Sogamoso y de paso trabajar por ratos para seguir reuniendo el dinero.

"Mis padres no saben que yo en este momento estoy trabajando, pero es que yo quiero pagar la tarjeta militar para irme a estudiar ingeniería civil en El Yopal", afirma Pedro con una sonrisa en su rostro.

Dice que vende los gorros a 3 mil, 5 mil y 6 mil pesos, dependiendo el material, y que ya ha vendido más de cien.

La Navidad se viste de azul

El tradicional Papa Noel rojo quedó atrás. Las estrategias publicitarias han llevado al tradicional 'San Nicolás' a tinturar el traje de azul y pasearse por las principales calles de la ciudad repartiendo volantes.

Es el caso de Gustavo Pedroza, quien dedica su vida a la animación y diversión de festividades especiales y que ahora, por esos azares de la vida, debe mantener a su familia con la vocería de estrategias comerciales que le implican personificar a Papá Noel.

La parte más difícil de su trabajo se presenta cuando los niños de escasos recursos se le acercan para recordarle qué esperan el 24 de diciembre; "me siento impotente al no poder hacer nada por ellos", dice Gustavo.

De esta actividad artística, como el mismo la llama, se mantienen su esposa, sus dos pequeñas hijas y su mamá, sin embargo, la temporada navideña, en donde más se requieren sus servicios, bien sea vestido de payaso o de 'San Nicolás' no le aporta los recursos suficientes para cubrir todas las necesidades de su hogar. "Es como todo, la profesión no es muy lucrativa, da pobremente, para vivir bien", expresa Gustavo.

Tan tradicional como una ancheta

¿Quién no ha recibido o regalado una ancheta en navidad? Esta es tan tradicional como los tamales o los buñuelos.

Hacer una ancheta es todo un arte, expresa la funcionaria que atiende el local comercial, que únicamente se abre para esta época y que genera tres empleos directos.

Hay anchetas de todos los tamaños y para todos los gustos, no pueden faltar el vino y las galletas; para el 25 de diciembre, los demás artículos dependen en gran medida de la persona que la vaya a recibir.

Los recipientes plásticos se han cambiado por canastas rústicas y típicas de la región, el papel celofán se mantiene por su elegancia y vistosidad, finalmente, para el caso de los artículos del interior, se trata de que estos no sean perecederos.

La fabricación y venta de anchetas se convierte en Tunja en una de las actividades típicas del 'rebusque' decembrino.

Más compras generan más empleos

Marina Rodríguez administradora de un almacén de ropa para dama, afirma que en temporada baja tan sólo requiere del trabajo de tres personas, pero para la época de diciembre es necesario contar con los servicios de siete empleados.

"Ellos se encargan de atender a los compradores y de vigilar que personas inescrupulosas se aprovechen de los tumultos para hurtar artículos. Para la atención a los compradores, especialmente las mujeres, mayores compradoras de ropa, los almacenes de la ciudad han extendido sus horarios y participarán de la jornada programada por la Cámara de Comercio y Fenalco,Tunja Trasnochadora', así como descuentos y un amplio surtido.

El servicio de vigilancia se presta también para los compradores.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.