Secciones
Síguenos en:
Inventario de bienes a cargo de dirección de estupefacientes solo se ha cumplido en un 53 por ciento

Inventario de bienes a cargo de dirección de estupefacientes solo se ha cumplido en un 53 por ciento

Faltan 18 días para que termine el contrato de 4.000 millones de pesos (más una interventoría de 1.000 millones), firmado para saber cuántas propiedades administra la entidad y cuál es su estado.

El ambicioso contrato se firmó con el consorcio Summa en diciembre pasado y a la fecha, dijo Alejandro Vélez Múnera, secretario general de la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE), se ha ejecutado apenas un poco más de la mitad.

Fuentes de la DNE, que pidieron la reserva de su nombre, afirman que el trabajo debe entregarse el 28 de diciembre, por lo que ven poco probable que el contratista lo haga.

Según el contrato, Summa debía estructurar, inventariar y asegurar la calidad de la información de los 72.821 registros de bienes que tiene la DNE, todos incautados o extinguidos por estar relacionados con el narcotráfico.

Es decir, el consorcio debía entregar una gigantesca base de datos que sirviera a la DNE para conocer las cifras reales de los bienes, su ubicación geográfica, sus condiciones físicas y administrativas, su estado jurídico, productividad y disponibilidad, entre otros.

Nueve meses casi en blanco

El atraso en los tiempos de ejecución del contrato se detectó en septiembre pasado, cuando a la DNE llegó el actual director, Carlos Albornoz Guerrero.

En esa oportunidad, Albornoz dijo que el gran problema de la entidad era que no sabía qué bienes tenía a su disposición y mucho menos cuál era su estado.

Y agregó que para subsanar la anterior administración de la DNE había firmado el contrato con el consorcio Summa, pero que 9 meses después, y faltando tres para su culminació, solo se había ejecutado el 15 por ciento.

"Nadie de la administración (Juan Carlos) Vives se preocupó en estar supervisando ese contrato y mucho menos de llamar la atención de la la interventoría", dijo una fuente gubernamental.

Es más, dijo Albornoz en ese momento, ya se habían pagado cerca de 1.600 millones de pesos del contrato y que al acercarse a Summa para aligerar la ejecución del contrato, este le había dicho a la entidad que les girara más dinero, a lo que se negó la nueva administración de la DNE.

"Somos conscientes de que Summa ha hecho un gran esfuerzo en estos tres meses para cumplir -explica Vélez-: contrató más gente y están trabajando todo el día revisando hasta 1.446 expedientes, sin embargo, falta. Podríamos decir que el contrato está en cuidados intensivos".

Incluso, agrega, si entregan a tiempo el resultado del contrato generaría un "cuello de botella" en la entidad, pues habría que revisar cada uno de los registros que debió depurar y ordenar Summa. Esto tomaría más de una semana.

Una de las salidas que se había ofrecido a Albornoz era decretar la caducidad del contrato, sin embargo, el funcionario no era partidario de la iniciativa, pues tendría que devolver el dinero al tesoro y se quedaría sin la información, necesaria para la administración de los bienes incautados a la mafia.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.