Desde avenida de luces en el río Cali hasta un recogedor con pedal en la muestra de diseño en Icesi

Desde avenida de luces en el río Cali hasta un recogedor con pedal en la muestra de diseño en Icesi

El recogedor con pedal haría obsoleto agarrar la escoba con una mano y el recogedor con la otra. Los estudianmtes también se idearon una oficina sin paredes.

30 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Desde ayer y hasta mañana estarán expuestos 300 proyectos de estudiantes de todos los semestres de diseño industrial de la Universidad Icesi.

La pasión por el diseño los llevó a crear nuevas herramientas llenas de confort, elegancia y comodidad.

Uno de ellos es el proyecto de Natalia Gómez y Ana Sofía Lara, quienes elaboraron un cubo de concreto de 170 kilos que emana luz artificial. La propuesta de un nuevo mobiliario para Cali es el tema de su proyecto de grado.

Plantean colocar algunas de estas lámparas en los andenes, a lo largo del río Cali, y cambiar las actuales baldosas por las que ellas proponen, con censores que lograrán que se iluminen al paso de los transeúntes.

"No solo es el diseño y lo bonito del asunto, se trata de recuperar un espacio tradicional, la idea es que los caleños vuelvan al río y lo descubran", dicen estas estudiantes.

Un mototaxi con cabina y cubierta

Andrés Delvalle y Diana Burbano diseñaron un mototaxi de tres ruedas, mide tres metros de largo y es similar a una de las tradicionales victorias de Palmira. Pero sin caballo.

La parte delantera es arrastrada por lo que era una motocicleta de la que se conservó solo la mitad para convertirla en una especie de motorratón. Lo que se busca es ofrecer mayor seguridad y protección a los pasajeros en la parte trasera, cubierta con hule negro.

El propósito del proyecto es contribuir para que el mototaxismo funcione, pero en forma ordenada, cómoda y legal. Este servicio que no está reglamentado, opera en las ciudades intermedias.

Las estudiantes Catalina Morales y Lina Narváez crearon un recogedor con pedal que va unido a la escoba, para facilitar las labores de aseo.

Jacobo Acevedo y Francisco Camacho proponen una oficina sin paredes, las llaman oficinas populares. Se trata de unidades móviles con rodachines para organizar cubículos que puedan desplazarse de un espacio a otro.

Lo más curioso es que la idea fue trabajada con vendedores ambulantes de la ciudad, quienes en un trabajo conjunto con los estudiantes propusieron que las oficinas del futuro podrían ser sin paredes.

La idea es que la oficina se pueda adaptar en ambientes y espacios diversos. 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.