300 mujeres de Natagaima (Tolima) demuestran que sí se puede sembrar hortalizas en clima caliente

300 mujeres de Natagaima (Tolima) demuestran que sí se puede sembrar hortalizas en clima caliente

Varias tienen ahora sus fincas propias donde cultivan repollo, acelga, remolacha, zanahoria, cilantro, lechuga y cebolla, sin usar abonos ni insecticidas químicos.

30 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Cecilia Guzmán, una de las 20 mujeres de la vereda Rincón Anchique de Natagaima y pioneras del programa Seguridad alimentaria en zonas áridas del sur del Tolima, comenzó hace dos años a cultivar pese a la negativa de su esposo.

Ahora no sólo tiene el apoyo de su esposo y de sus tres hijos, sino que su finca es una pequeña granja en la que transforma los productos en tortas, cremas, harinas, ensaladas, jugos, biofertilizantes y pudines y repelentes de insectos.

Esta líder campesina trabaja en el proyecto al que actualmente están vinculadas 62 mujeres de la vereda y 300 en el municipio. Todas exhibirán sus productos y derivados este domingo en la Plaza de la Constitución, en el centro de Natagaima.

El clima de Natagaima, municipio que es cruzado por el río Magdalena, varía entre 25 y 30 grados centígrados.

"Mi esposo me decía que eso era de clima frío y que no se daba en un clima tan caliente como el de Natagaima. Yo le dije que sí creía en el proyecto. Y mire, hoy nos estamos ahorrando una platica porque hace año y medio no vamos al pueblo a comprar hortalizas y verduras", asegura la señora Guzmán.

Las mujeres que están vinculadas al programa Seguridad alimentaria en zonas áridas pertenecen a las veredas Rincón Anchique, Cocana, Santa Bárbara, Brisas La Palmita, el resguardo El Poira y la comunidad indígena Tamirco.

Este programa también funciona en los municipios de Chaparral, Ortega y Coyaima.

Esneda Tafur Castro, tesorera de la Asociación Manos de Mujer, dice que el programa Seguridad alimentaria en zonas áridas del sur del Tolima es cofinanciado por la Corporación de Unidades Democráticas para el Desarrollo (Ceudes), Acción Social y Manos de Mujer.

"Esto es todos ponen. Las mujeres beneficiarias aportar la mano de obra y la tierra", señala Tafur.

La capacitación la dictan tres jóvenes técnicos en adecuación de tierras que han sido formados por el Sena.

Ellos les enseñaron a las mujeres de Natagaima a preparar las eras, sembrar las semillas, trasplantar las plántulas, realizar injertos y transformar los productos en alimentos y abonos e insecticidas orgánicos.

"El impacto del clima lo reducen con una buena preparación del suelo y con sombrío, en el cual utilizan las hojas de palma", dice el técnico Ficher Giovanni Mahecha.

Además de hortalizas, verduras y frutas, las mujeres de Natagaima aprendieron a sembrar platilla, plátano, topocho, fríjol, yuca y maíz también reemplazando los químicos por infusiones, pudines y biofertilizantes producidos a base de ortiga, pique, ajo, ají y de cebolla cabezona.

Guillermo Reinoso Rodríguez
Jefe de redacción Tolima 7 días

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.