Balance del V Encuentro de Jóvenes con la Sinfónica, que acaba de terminar en Bogotá

Balance del V Encuentro de Jóvenes con la Sinfónica, que acaba de terminar en Bogotá

Con la quinta sinfonía de Mahler, jóvenes venidos de Antioquia, Caldas, Cundinamarca, Risaralda y Santander se foguearon con los músicos de la Orquesta Sinfónica de Colombia

28 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

"Lo que queremos es que los muchachos de todo el país conozcan el trabajo profesional de la orquesta y vean de cerca cómo es esa vida y comparen los niveles con una buena referencia, que sepan qué tan lejos están para entrar a la Sinfónica... -cuenta el director artístico de esta agrupación, el maestro Alejandro Posada-. El sentido de que la orquesta sea nacional no solo es salir a concierto por todo el país. Debe tener un vínculo pedagógico con la gente". En cada encuentro, también participan músicos internacionales. Por ejemplo, esta vez se contó con la presencia del venezolano Ulises Aragón. Este evento es también un buen termómetro para calcular el nivel de nuestro país, en materia de música clásica.

"Hay más movimiento en Medellín. Luego están ciudades como Bogotá, Cali, Manizales y Cartagena. Lo que pasa es que los niveles en Colombia son muy disparejos -explica Posada-. Por ejemplo, puede decirse que en Bogotá hay una buena escuela de percusión y chelo, mientras que en Medellín la hay de viola y violín. No obstante, en todo el país hay una crisis generalizada de corno. Eso sí, a veces salen unos geniecitos que uno ni sabe cómo aprendieron".

Otro de los componentes de este proyecto es darles la oportunidad a los alumnos más destacados para que engrosen las filas de la Sinfónica Nacional. "Lo que queremos, al final de todo, es llenar la orquesta con jóvenes que se hayan preparado con nosotros -asegura Posada-. Hasta el momento, guardamos 20 vacantes. Sería fácil llenarlas con extranjeros, pero preferimos dar un compás de espera para que el nivel se alcance con la gente de acá".

Los pelaos dicen

Jason Montoya, Medellín, violista: "Con esta experiencia, sabe uno en qué nivel está. También se aprende compartiendo con compañeros de otras ciudades".

Harlen Cano, Medellín, violista: "En Bogotá hay un nivel diferente al del resto del país. Este fogueo es muy importante, ayuda a mejorar".

Juan Manuel Gooding, Bogotá, clarinete: "En mi caso ha servido para ver la realidad musical nacional. Hay un despertar en la inquietud por estudiar música".

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.