Encuentro en Ralito podría ser un primer paso de estrategia política de los 'paras'

Encuentro en Ralito podría ser un primer paso de estrategia política de los 'paras'

El plan incluiría desde un principio, un proceso de paz, el delito político, la no extradición y, tal parece ahora, una ley de punto final.

27 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

En la reunión del 2001, según dijo Miguel de la Espriella y lo confirmó Eleonora Pineda, los 'paras' presentaron la idea de crear un movimiento político que defendiera sus tesis y promoviera el inicio de un proceso de paz.

De esta forma, preocupados por la negociación del gobierno Pastrana con las Farc, los 'paras' empezaron a ambientar la necesidad de que también se iniciara un diálogo con ellos.

Vale la pena recordar que en julio de 1998 las Auc, representantes del Consejo Nacional de Paz y de la socieda civil, firmaron el acuerdo del Nudo de Paramillo con el que se buscaba propiciar el inicio de un proceso de paz con los 'paras'. Intento que se frustró en el gobierno Pastrana.

El siguiente paso lógico, en el marco de la estrategia, después de la reunión del 2001, fue el apoyo a la elección de candidatos afines tanto para el Congreso en el 2002 como para las elecciones regionales en el 2003.

Luego, tras el inicio del proceso de paz de Santa Fe Ralito, sede que curiosamente sirvió también para la cumbre del 2001 con los políticos, los 'paras' se enfocaron en los temas que más les interesaban: el delito político y la no extradición.

En junio del 2003, Miguel de la Espriella, en declaraciones a la revista Cambio, planteó la posibilidad de que los 'paras' fueran considerados como sediciosos. Y, un mes más tarde, la misma revista reveló un documento elaborado en Costa Rica por un grupo de abogados liderado por Gustavo Salzar Pineda en el que se planteaban las bases de la negociación de las Auc con el gobierno Uribe.

En el documento los abogados proponían también que los
miembros de las Auc fueran cobijados por el delito de sedición, que el narcotráfico se considerara como conexo a la sedición y que no fueran extraditados. Los dos temas saldrían a flote en la discusión de la Ley de Justicia y Paz.

Ahora, la petición de los 'paras' a sus aliados y colaboradores para que digan la verdad parece entonces ser un nuevo capítulo de esa estrategia política que estaría buscando una ley de punto final bajo el entendido de que los tentáculos 'paras' llegaron tan lejos que lo mejor es hacer borrón y cuenta nueva.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.