Así fue la reunión de políticos y 'paras' en Santa Fe Ralito, a finales de 2001

Así fue la reunión de políticos y 'paras' en Santa Fe Ralito, a finales de 2001

En el documento firmado por ellos, que tenía cerca de doce folios, se hacía la proclama de un movimiento respaldado por las Autodefensas. Además, hubo otros encuentros.

27 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

La cita comenzó a las 10 de la mañana, en la misma casa que después ocuparía el Salomón Feris Chadid, alias 'Comandante 08', durante las negociaciones de paz con el Gobierno de Álvaro Uribe.

Los políticos llegaron en varios carros, algunos, incluso, decidieron compartir el mismo vehículo. Todos se instalaron en un amplio quiosco que los protegió del fuerte sol de la zona. Hicieron varios corrillos a la espera de que los comandantes paramilitares iniciaran el encuentro.

La reunión se inició cuando los comandantes paramilitares Carlos Castaño y Salvatore Mancuso arribaron al quiosco. Saludaron rápidamente a todos y luego Castaño empezó a exponer las razones del encuentro.

Castaño dijo que el temor de las autodefensas eran las negociaciones de paz que en ese momento el presidente Andrés Pastrana adelantaba con las Farc en el Caguán.

"Nosotros también necesitamos un proceso de paz", dijo Castaño y advirtió que la suerte de las autodefensas no podía quedar sellada en el proceso que Pastrana estaba tratando de sacar adelante con la guerrilla.

La plataforma ideológica

Fue entonces, cuando dos profesores de la Universidad de la Sorbona, cuyos nombres no recuerdan pero que algunos congresistas han visto en la Universidad Militar, tomaron la palabra y empezaron a explicar la estrategia política que las autodefensas querían desplegar.

Primero, eso sí, dieron una visión particular de lo que para ellos era el conflicto, hablaron de cómo se estaban desarrollando los proceso de paz en el mundo y finalmente dijeron cómo se veía Colombia en el mundo.

Después, sin mayores rodeos, explicaron la estrategia que apuntaba a convertir a las autodefensas en "un actor político reconocido en el conflicto interno", dijo otro de los asistentes.

"Ahí no se habló de elecciones ni de Uribe", dijo otro.

A las cuatro de la tarde, cuando terminó la explicación de estos argumentos, Mancuso tomó la palabra y dijo que tenían que firmar un documento. En seguida, el documento fue impreso y puesto en una mesa.

En efecto, el documento empezaba con el siguiente encabezado: "Nosotros los abajo firmantes...", por eso, varios meses después, algunos congresistas hacían bromas en el Congreso preguntando: "¿Tú eres de los firmantes?".

El documento serviría de plataforma ideológica para el lanzamiento de un movimiento político que se llamaría Movimiento Nacional Comunitario, respaldado por las autodefensas. Para unos fue una declaración de compromiso, para otros una declaración ideológica.

Varios dudaron en firmar, pero solo cuando el entonces congresista -y ahora director del Instituto Nacional de Concesiones- Luis Carlos Ordosgoitia dijo: "Yo lo firmo, comandante", los demás procedieron a hacerlo.

Ayer se supo que hubo varias reuniones de ese tipo. Meses después del encuentro de Ralito, los jefes paramilitares presidieron otra reunión en Arboletes (Antioquia).

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.