Alfredo Rey Córdoba: el hombre de los satélites

Alfredo Rey Córdoba: el hombre de los satélites

Este abogado caleño es el presidente del Tribunal de Expertos Legales de la Organización Internacional de Telecomunicaciones, que integran 148 estados y 30 satélites en órbita.

27 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Hace 30 años, cuando el mundo estaba dominado por el Derecho y la Economía, Rey Córdoba decía que el futuro del mundo estaba en las Telecomunicaciones y pocas personas le creían. Menos aún se imaginaban que el espacio ultraterrestre sería  fuente indispensable para concretar la llamada globalización que vivimos.

Pero el ex alumno de la Universidad Santiago de Cali se aferró a esta teoría y concentró sus esfuerzos laborales en ayudar a desarrollar el Derecho del Espacio. No se trataba simplemente de una ambición por crear la legislación que lo rige como desafío intelectual sino, sobre todo, de incluir a su país en la evolución tecnológica y jurídica que se estaba preparando en esa época.

Y es que si hoy podemos llamar desde un celular a un amigo en África del Sur y comentar por Internet la final del Mundial de Fútbol en Alemania, que vimos en la televisión, es gracias a los satélites. Y a ese mundo espacial pertenece desde su inicio Alfredo Rey representando los intereses colombianos.

Desde 1978 hizo parte de la Comisión de Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos, organismo de la ONU. En su cabeza ya estaba preparándose incluso la posibilidad de tener el primer satélite colombiano y ser los pioneros de las telecomunicaciones en Latinoamérica. Sin embargo, la política nacional en ocasiones tiene otra visión del mundo moderno y el país abandonó el proyecto Satcol. Pero pese a que su visión estratégica de la red satelital no levantó mayor entusiasmo en Colombia, no perdió su vinculación con la Organización Internacional de Telecomunicaciones por Satélite, hoy llamada Itso, y se instaló primero en Nueva York (1991) y después en París (1995).

La Itso cuenta en la actualidad con 148 estados miembros, tiene aproximadamente 30 satélites en órbita geoestacionaria y presta servicios a 200 países y territorios. Un monstruo de las telecomunicaciones con sede en Washington cuya misión, enunciada por la Asamblea General de Naciones Unidas, es poner a disposición de los países comunicaciones por satélite a escala mundial y de forma no discriminatoria.

Toda una vida en la organización, aunque en el fondo su vida ha sido en el espacio, bromea el abogado a quien el pasado 19 de abril sus colegas nombraron presidente del Tribunal de Expertos Legales de la Itso. Una elección de los ilustres juristas, 11 abogados, que componen el Tribunal de jurisperitos, órgano autónomo de la ITSO y que es el reconocimiento a sus años de experiencia.

El espacio y sus satélites son fundamentales para el desarrollo de los países y su importancia genera cada vez más controversias,  en el terreno en el que todos quieren y deben estar presentes sin atropellar los derechos de cada uno. Y sin olvidar que el espacio no es la propiedad de nadie, tal como lo disponen los tratados internacionales.

La labor del Tribunal, que por 4 años presidirá el abogado colombiano, es la de resolver las controversias que se puedan presentar entre los miembros de la organización o entre estos y la organización misma. Una misión que cumplirá con la pasión, precisión y profesionalismo que lo caracterizan y en la que no permite ni la improvisación, ni la mediocridad y menos aún las charlatanerías. La exigencia del abogado caleño fue sin duda el punto más fuerte de su candidatura, que recibió una votación unánime.

La dedicación que implica su nuevo cargo lamentablemente le dejará poco tiempo para volver a la cátedra de Derecho Espacial en la Universidad de los Andes. Con orgullo recuerda que su obstinación le permitió a la Universidad incluir la única especialización en postgrado y pregrado en Derecho Espacial del país. Sus palabras no disimulan el pesar que siente por dejar de enseñar y despertar inquietudes en las nuevas generaciones.

El nuevo presidente del Tribunal de la Itso está convencido de que se debe volver a dictar esa cátedra así él no esté en Colombia. Aunque hoy, más que nunca, tendría maneras de lograrlo a través de una tele conferencia: Alfredo desde París y sus alumnos en Bogotá, gracias al sistema satelital.

Por Camila Morales
París

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.