Jóvenes llaneros desarrollan nueva tecnología para medicina y otras aréas

Jóvenes llaneros desarrollan nueva tecnología para medicina y otras aréas

Software para monitoreo y diagnóstico cardíaco, aprendizaje virtual, clasificación de frutas, diseño de parques infantiles y un video juego son parte de los proyectos.

27 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Se trata de un par de inventos, producto del ingenio de cinco profesionales metenses que con tecnología nacional están desarrollando iniciativas con un alto componente innovador con el cual esperan revolucionar la medicina colombiana y especialmente las áreas de anestesiología y cardiología.

De hecho, son los primeros proyectos de este tipo que se hacen en Colombia, de acuerdo con el consultor y auditor externo del Instituto Colombiano de Normas Técnicas (Icontec), Héctor Colmenares López.

El primero es un sistema de monitoreo cardíaco, en el cual se desarrolla un software y un equipo complementario que se conectan a cualquier computador (incluso podría instalarse en red) para asistir en los procedimientos médicos a pacientes con problemas cardíacos o a aquellos a los que se aplica anestesia para ser intervenidos quirúrgicamente.

Esta iniciativa de los ingenieros de sistemas de la Universidad de los Llanos (Unillanos) Saúl Hernández y Mónica Quevedo, permitiría masificar el uso de sistemas de monitoreo para que deje de ser exclusivo de las salas de cirugía y unidades de cuidados intensivos. Hoy la anestesiología trabaja con monitores muy voluminosos y costosos (su precio supera los 50 millones de pesos).

Aparte de mostrar el ritmo del corazón, el proyecto innova frente a los equipos existentes al dar información de otros signos vitales del paciente y además recopilar en una base de datos la información obtenida e imprimirla como si fuera cualquier archivo del computador.

"Es un avance importante que se está haciendo en el Llano para masificar el monitoreo de pacientes", dijo el anestesiólogo y magistrado del Tribunal de Ética Médica del Meta, Luis E. Corredor Castell.

Por su parte, los ingenieros electrónicos de la Unillanos Camilo Riveros, Julián Cuintaco y Martín Puerto, trabajan en un sistema de detección de anomalías cardíacas, que permitirá realizar diagnósticos a los pacientes. El software
 tiene un equipo que se conecta a cualquier computador para realizar la prueba, incluso en sitios alejados.

Visión médica

El anestesiólogo Luis Corredor Castell, asesor médico del proyecto, precisó que el programa permite conocer información de monitoría básica, es decir, tensión arterial, ritmo cardiaco, oxígeno, temperatura y respiración.

Aclaró que el sistema no es para realizar un diagnóstico del paciente, sino para observar el panorama general de lo que sucede con sus signos vitales.

El programa ya ha sido probado satisfactoriamente con pacientes en la Clínica Meta de Villavicencio. "La confiabilidad es de un 99 por ciento", concluyó Corredor.

Parquesoft, nido de conocimiento

Parquesoft Meta forma parte de la red de parques tecnológicos que nació en Cali en 1999 y que se ha extendido a Popayán, Pasto, Buga, Tuluá, Palmira, Buenaventura, Pereira, Armenia, Manizales, Sincelejo, Ibagué y Villavicencio.

En la capital del Meta se inauguró el pasado 10 de noviembre, aunque desde el primer semestre de este año se inició el trabajo con jóvenes profesionales egresados de programas como ingeniería de sistemas, electrónica, mecatrónica, mercadotecnia y publicidad.

Actualmente, en Parquesoft Meta están trabajando diez empresas conformadas por 23 jóvenes emprendedores llaneros que desarrollan iniciativas con un alto componente innovador, a partir del conocimiento y con las herramientas aportadas por el parque tecnológico.

Los proyectos son aplicables a diversas áreas como la medicina, los sectores agropecuario y empresarial, la arquitectura y la diversión, entre otros.

Este centro de conocimiento fue creado con el apoyo de la Universidad de los Llanos y las empresas Etell, Hotel Gramalote, Llanogas, Bioagrícola del Llano, Electrificadora del Meta, Celcom y la Cámara de Comercio de Villavicencio, lugar donde funciona.

No hay cómo certificar los equipos

Para Héctor Colmenares López, consultor y auditor externo del Instituto Colombiano de Normas Técnicas (Icontec), las iniciativas de los emprendedores metenses en el campo de la producción de equipos biomédicos es tan novedoso que en Colombia no existe una norma para certificar los equipos propiamente dichos.

Según él, el Icontec tiene la norma NTS-ISO 13485 que contiene requisitos que deben cumplir aquellos fabricantes de equipos biomédicos para gestionar la certificación de calidad y mejorar los procesos con los que los fabrican, más no para certificar los equipos.

El experto precisó también que actualmente el Instituto para la Vigilancia de Medicamentos (Invima) está en proceso de reglamentación de las buenas prácticas de manufactura para este tipo de equipos.

Sostuvo que en Colombia se sabe de la producción de aparatos o equipos para realizar procedimientos estéticos y de belleza invasivos y no invasivos, pero no para áreas como la anestesiología o la cardiología. "Por eso es que lo de ellos (los emprendedores de Parquesoft) es algo novedoso", aseguró Colmenares López.

Finalmente, dijo que una norma que los certifique, sin duda, generaría mayor confianza en las instituciones médicas y en su posterior comercialización.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.