Prólogo/ Checho, hecho y derecho

Prólogo/ Checho, hecho y derecho

27 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Desde hace unos diez años para acá recuerdo una y otra vez una caricatura de Rubens que ocurre en la sala de urgencias de un hospital. El camillero que entra exclama algo así como: "¡Traigo un paramilitar herido!", a lo que el enfermero de turno responde: "¡Rápido. Llamen a un paramédico!". Es, tal vez, de los mejores juegos de palabra con los que me he topado. Porque, más allá de jugar con dos palabras que comienzan igual, esa viñeta resume como pocas la gran tragedia del desangre de Colombia.

Si algo caracteriza a Rubens es su obsesión por lo concreto, lo directo, lo contundente. Dibujos claros, casi minimalistas, textos breves en los que abundan los juegos de palabras. Una búsqueda casi obsesiva por la frase perfecta capaz de englobar todo un discurso. Muy rara vez Rubens se deja enredar por el rebusque o por tratar de explicar alguna idea confusa. En la gran mayoría de las veces sale del asunto en renglón y medio. La fácil, que llaman en el argot del fútbol y, como también se repite una y otra vez en ese territorio, lo más difícil es hacer la fácil.

Aquello de que una imagen vale más que mil palabras en Rubens adquiere una ligera variación: una imagen y un juego de palabras dicen más que un texto como este.

Checho el des hecho, la nueva creación de Rubens, es un personaje que no desdice para nada de lo anterior. Por el contrario, es el resultado de largos años de oficio, de maduración y, por qué no decirlo, de mucha reflexión. Está en la misma onda de personajes callejeros del humor gráfico colombiano del pasado como Copetín y, en cierta medida, la Negra Nieves. Pero Checho es un personaje más descarnado por una sencilla razón. Representa una época mucho más descarnada.

Los primeros gamines que vivían en las calles de Bogotá tenían un halo de romanticismo propio de la relativa tranquilidad de una ciudad de un millón de habitantes, y eso se reflejaba en Copetín.

Checho, en cambio, representa los tristes excesos de la Colombia de hoy: exceso de pobres, exceso de desplazados, exceso de excluidos, exceso de violencia.

Violencia que se aplica muchas veces a los desposeídos. Limpieza social. La que hizo posible que comenzaran a llamar desechables a estos habitantes de las calles, las alcantarillas y los canales colectores de aguas lluvias que atraviesan las entrañas de la ciudad.

Checho se centra ante todo en el comentario social. Algunas veces sus opiniones evocan un suceso preciso del pasado reciente. Algún peculado, algún episodio fácil de identificar. Pero por lo general son apuntes sin espacio ni tiempos determinados, que desnudan las debilidades y miserias que arrastra la sociedad colombiana desde tiempos anteriores a la Independencia.

Aunque a primera vista el contenido de este libro no es humor político (Rubens no dibuja presidentes ni congresistas ni paramilitares ni comisionados de paz), lo sustenta la agobiante realidad de un país no sólo famoso por su impunidad rampante y por la corrupción de su clase dirigente sino también por el profundo abismo que separa a los ricos de los pobres. Checho el des hecho es ante todo un caminante que recorre las calles de cualquier gran ciudad de Colombia y hace observaciones detalladas. Si se quiere, es un aficionado a los aforismos. Y hay que decir que muchos de ellos se defienden solos, sin necesidad del dibujo que los acompaña.

Algunas de las viñetas que integran este volumen de Checho el Des Hecho provocan risa, otros rabia, otras sencillamente ponen el dedo en la llaga. Eso sí, en una sola cosa se equivoca Rubens de cabo a rabo. Checho no es un Des Hecho. Todo lo contrario. Es un pensador hecho y derecho.

Eduardo Arias 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.