La doble desconocida de la India Catalina está en Galerazamba (Bolívar)

La doble desconocida de la India Catalina está en Galerazamba (Bolívar)

La escultura tiene la talla y belleza de su hermana famosa de La Heroica, aunque está apenas sobre un sencillo pedestal pintado con cal cruda, en la mitad del modesto parque.

26 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

En sus senos redondos y desnudos recibe la furia de los vientos salitrosos que soplan desde el mar Caribe, en el que ella parece haber fijado para siempre su mirada.

Fue levantada en los 80 el pueblo donde según la historia nació Catalina, en el sector conocido como Miramar, al que se llega por calles de polvo y piedra. Se hizo a imagen y semejanza de la famosa estatua de Cartagena y por las mismas manos del escultor español Eladio Gil.

Pero este otro monumento de la India Catalina, que está en ese corregimiento del municipio de Santa Catalina, entre Cartagena y Barranquilla, no goza del reconocimiento que sí tiene su gemela. Aquella está a la entrada del casco colonial y, cada año, miles de turistas acuden a retratarse a sus pies.

Además, en marzo de cada año se viste de oro y va a dar a manos de artistas del país y del mundo, pues es la estatuilla con la que se premia a los ganadores del Festival de Cine y Televisión de Cartagena.

La de Galerazamba es menos ostentosa. Sus fotos no aparecen en los folletos promocionales de turismo. Y no es de bronce sino de fibra de vidrio, que la gente del pueblo rellenó con cemento para evitar su deterioro.

Pese a ese cuidado, los azotes de los vientos alisios, el sol y los aguaceros históricos del Caribe, así como la ausencia de un mantenimiento adecuado, le han dejado visibles estrías y arrugas prematuras en todo su cuerpo.

Cuentan que estuvo más de 10 años 'desplumada' porque una ráfaga de brisas marinas le tumbó el adorno de princesa indígena que el escultor Gil le puso en la cabeza.

Por todo ese tiempo, Jairo Vanegas, un vecino de este pueblo de 2.000 habitantes, guardó la pluma y el pasado martes la entregó al grupo que remozó a la india con una mano con pintura marrón.

Y es que Galerazamba, un pueblo de 2.000 habitantes, vive orgulloso de Catalina. Tanto que las mujeres se manifiestan descendientes de ella.

VICENTE ARCIERI G.
ENVIADO ESPECIAL DE EL TIEMPO
GALEREZAMBA (BOLÍVAR)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.