Central de efectivo del Banco de la República empieza a funcionar en forma

Central de efectivo del Banco de la República empieza a funcionar en forma

Mucha gente se pasa la vida pensando cómo 'hacer billete'. Basta con tener pliegos de papel traídos de Europa con los próceres impresos en marca de agua.

25 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Luego, imprimir los colores planos en una máquina offset. Secar en diez días. Pasar por una segunda máquina que repuja relieves e imprime otros detalles en tinta por un lado. Séquese una semana. En una tercera máquina, hágase el mismo procedimiento por el otro lado.

Tras el nuevo secado, pásese los pliegos por una máquina litográfica que pone números de serie y los dibujos que se ven con luz ultravioleta.

Córtense los pliegos y empáquese en cajas de 50.000 piezas. En billetes de 50, se pueden llevar al hombro 2.500 millones de pesos.

Inversión necesaria para montar la fábrica: 267.000 millones de pesos, lo que gastó el Banco de la República en su nueva central de efectivo, donde se imprimen los billetes desde hace unos meses, y cuya bóveda se empezará a usar dentro de unos días para guardar los billetes recién hechos y los depósitos de los bancos.

En la bóveda cabrían dos terceras partes de todos los 1.594 millones de billetes que tienen los colombianos en todos sus bolsillos, bajo todos sus colchones, en las cajas de todos sus negocios, etc. Si se llenara de agua, le cabrían 21,6 millones de litros.

La manipulación de los billetes entre la bóveda la salida de la imprenta y las ventanillas de retiros y depósitos la harán robots. Un grupo de autómatas alemanes Eisenmann están a prueba y a punto de quedarse con el puesto. Entre los tres privilegiados humanos que entrarán a la bóveda de vez en cuando estará la persona del aseo.

Para las decenas de trabajadores que participan en la elaboración de más de dos millones de billetes diarios, no hay tentaciones. Son importantes la convicción de que es un trabajo normal, como producir zapatos, y las 200 cámaras que los rodean.

'Hacer billete' no es tan costoso. Uno de 50.000 cuesta 115 pesos. Uno de 1.000, 50 pesos. Sólo la gran demanda y las leyes del monopolio permiten que algo con un valor intrínseco tan bajo tenga un valor de cambio tan alto. Por eso no faltan quienes se animan a romper el monopolio del Banco, con productos muy similares, aunque acaban en la cárcel.

La nueva imprenta de billetes podría sacar el triple de los 887 millones que ahora hace al año. Pero serían tan abundantes como sin valor. Por eso, la junta directiva del Banco de la República regula las tandas que considera necesarias y el 70 por ciento son para remplazar billetes viejos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.