Lucho y Angelino Garzón deben definir si quieren estar en el Polo o no, dice Carlos Gaviria

Lucho y Angelino Garzón deben definir si quieren estar en el Polo o no, dice Carlos Gaviria

Gaviria, presidente del partido, reconoce que en la colectividad hay una línea más crítica del Gobierno que otra, pero asegura que esos debates deben darse en su interior.

25 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

El Polo Democrático Alternativo se prepara para realizar a fin de mes su primer Congreso en el que se escogerá la nueva Dirección Nacional y se trazará la estrategia para las elecciones regionales del 2007 en las que aspiran obtener cinco gobernaciones y cien alcaldías.

Luego del exito alcanzado el pasado domingo en las elecciones -555.302 votos- para escoger los delegados al Congreso, Gaviria tiene claro los objetivos del partido: ser una una opción real de poder en el 2010 y ganar mayor poder local en el 2007.

¿Puede interpretarse esa votación como un mensaje a la dirigencia del Polo?

Sin duda, es un mensaje claro: estamos confiando en ustedes, pero manténgase en la línea, y eso significa mantener la unidad y consolidarla.

Con tantos matices, ¿eso es posible?

Para mí el principal objetivo del Congreso es consolidar la unidad. Yo estoy por encima de las luchas internas, no sólo porque como presidente tenga que mantener la ecuanimidad, sino porque el propósito que me anima es que el Polo en el 2010 sea una opción real de poder, y que en el 2007 gane mucho poder local.

Hay gente pensando en cuánto poder tendrán en el Polo. ¿Eso es positivo?

Si, en el sentido que esta es una organización pluralista, y hay algunos debates pendientes. Que estos se den dentro del Polo es normal, y que algún sector quiera tener prevalencia en la dirección me parece que también es normal. Lo indeseable sería que no hubiera reglas claras para dirimir ese tipo de aspiraciones concurrentes, o que no estuviéramos dispuestos a acatar las decisiones que se adopten.

¿Cuáles son los debates pendientes?


Por ejemplo, es evidente que alguna línea puede presentarse como más crítica del gobierno, u otra como más opuesta a determinados propósitos, eso es normal. La gente dice que hay una línea que es más de izquierda y otra de centro izquierda. Más allá de esa discusión, el propósito unitario es lo que está marcando hoy el desarrollo del Polo.


¿Cómo ve la puja entre Lucho Garzón, Angelino Garzón, Gustavo Petro y otros?

Hay mucha gente que tiene que tomar una decisión: pertenece al Polo o no pertenece al Polo. Es legítimo hacer política dentro o por fuera del Polo, pero lo que si hay que hacer es superar ambigüedades. Uno no puede aceptar unas veces que es del Polo, y otras no porque posiblemente le conviene. El Polo tiene que tener una militancia clara y saber qué dirigentes están enarbolando sus banderas.

¿Es un mensaje para los garzones? (Lucho y Angelino)

No solo para ellos. Podría ser si ellos han mostrado alguna vacilación. Quien considere que la propuesta tiene que ir en el sentido de construir la democracia colombiana tiene que tener claro que esa meta no se logra mediante una multitud amorfa, sino dentro de una organización política coherente.

¿Qué piensa de los coqueteos de algunos sectores del Polo con el partido Liberal?

Hay que evitar la ambigüedad. Nuestra propuesta es tan sólida, seria y tan responsablemente formulada que muchos sectores democráticos del liberalismo, hasta del conservatismo, o no alineados van a venir a reforzar al Polo.


Se dice que el Polo critica las acciones de los 'paras', pero no las de la guerrilla con la misma vehemencia...

Eso se ha vuelto un lugar común repetirlo. Ha habido muchas condenas del Polo a los actos execrables en que incurre la guerrilla. Censuramos los actos en que incurren unos y otros, y mientras tenga alguna responsabilidad dentro del Polo estoy dispuesto a proceder de acuerdo con ese criterio. Hay una línea clara y es que el Polo solo busca las reformas que el país necesita por la vía democrática y sus militantes tienen que saber a que organización llegan y cual es la línea política.

¿Espera quedarse en la Direccion del Polo?

No tengo ninguna ambición personal. Las responsabilidades mías con la unidad, con la consolidacion van surgiendo de las propias circunstancias. Si me señalan una función distinta, incluso por fuera de la Dirección, eso no va determinar que deje de ser militante del Polo y que siga buscando lo que venimos buscando que es la opción de poder en el 2010.


Y se le va a apuntar en el 2010

Parece que me preguntara si yo quiero ser candidato en el 2010, y mi respuesta es muy clara, yo quiero que el Polo llegue al poder en el 2010 con la persona que en ese momento aparezca como las más competente para asumir esa candidatura.

Un mensaje directo a la dirigencia

"Uno no puede aceptar unas veces que es del Polo, y otras no porque posiblemente le conviene. El Polo tiene que tener una militancia clara".
Carlos Gaviria Díaz.

CARLOS A. CAMACHO MARÍN
REDACTOR DE EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.