Estudios recientes demuestran que la obesidad causa problemas de visión

Estudios recientes demuestran que la obesidad causa problemas de visión

Los científicos han descubierto que el sobrepeso aumenta el riesgo de padecer enfermedades como el glaucoma, la degeneración macular y el 'ojo seco'.

23 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Que aumenta el riesgo de infarto. Que incrementa la posibilidad de padecer artrosis. Que produce apnea del sueño. Que es una vía directa hacia el cáncer de páncreas. Como si no fuera suficiente, los científicos han comenzado a decir algo nuevo sobre la obesidad: que aumenta el riesgo de perder la visión. Puntualmente, porque lleva al paciente a padecer enfermedades como la degeneración macular, el glaucoma y el denominado 'ojo seco'.

El más reciente de estos estudios se llevó a cabo en la Universidad de Harvard, Estados Unidos, donde un grupo de investigadores analizaron los casos de 261 pacientes que sufren de degeneración macular asociada con la edad en su fase temprana. Los científicos encontraron que un exceso de grasa corporal en un porcentaje de los sujetos analizados aceleró el progreso de la enfermedad ocular.

Esto se puede explicar a raíz de los malos hábitos alimentarios y la baja calidad de los nutrientes de las comidas, que conjuntamente con la obesidad originan bajos niveles de luteína y zeaxantina en la retina. Estas sustancias son dos pigmentos procedentes de frutas, verduras, maíz, espinacas y la yema del huevo, y que, presentes en altos niveles en la sangre, tienen la propiedad de proteger la retina de ciertas longitudes de onda de la luz perjudiciales para los ojos.

De la misma forma, otras enfermedades ocasionadas por la obesidad, como la diabetes o la hipertensión, pueden ocasionar problemas de visión. El oftalmólogo Ramiro Prada Reyes asegura: "Se sabe que los obesos tienen más posibilidad de sufrir diabetes, una enfermedad que puede ocasionar daños en el globo ocular, principalmente en la retina". El obeso diabético, en efecto, alguien en riesgo de sufrir retinopatía diabética, una enfermedad causada por el deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan el ojo. Estos vasos sanguíneos debilitados pueden dejar salir líquido o sangre, formar ramas frágiles en forma de cepillo, y agrandarse en ciertos lugares. Cuando la sangre o líquido que sale de los vasos lesiona o forma tejidos fibrosos en la retina, la imagen enviada al cerebro se hace borrosa.

Así mismo, Prada afirma que la hipertensión y la arteriosclerosis -dolencias a menudo asociadas con la obesidad- también tienen repercusiones sobre el ojo. En el caso de la arteriosclerosis, caracterizada por el endurecimiento de las arterias, se presentan problemas de tipo vascular, y dado que la retina tiene un gran número de vasos, venas y arterias que pueden sufrir oclusiones, se aumenta la posibilidad de sufrir serios problemas de visión, que en la mayoría de los casos no resultan recuperables.

La obstrucción de un vaso dentro del ojo causa la pérdida súbita de visión en el paciente. Dependiendo del área de la retina que afecte puede llegar a ser de forma parcial o total. Así, por ejemplo, en el área macular -el centro de la retina- el taponamiento ocasiona una afección bastante severa en comparación con el daño que puede ocasionar si se presenta en una región periférica.

Ojo seco

Otra serie de estudios recientes sugiere que en los obesos la falta de niveles adecuados de los ácidos grasos libres, denominados omega 3 y omega 6, puede ocasionar un problema que los especialistas conocen comúnmente como 'ojo seco'. Dicho padecimiento se caracteriza por la falta de calidad y cantidad de las lágrimas, lo que ocasiona una inadecuada lubricación de la superficie del ojo y acarrea una serie de síntomas, como ardor, fastidio, picazón y ojos rojos. En estos casos se puede contrarrestar la molestia con el consumo de suplementos vitamínicos ricos en estos ácidos grasos, así como con la ingesta de aceites de cocina ricos en estas sustancias.

Un aspecto importante para tener en cuenta es que quienes tienen exceso de peso y se van a someter a intervenciones oculares pueden presentar un riesgo adicional. "El paciente obeso es un individuo que con cualquier esfuerzo aumenta su presión venosa y con ello la presión interna del globo ocular", dice Prada. De allí que en estos casos se deban tomar medidas muy específicas en la valoración por parte del anestesiólogo, con el fin de evitar que ocurran imprevistos durante la cirugía o complicaciones posteriores. Por eso mismo, los cuidados lo largo del posoperatorio resultan igualmente importantes.

Finalmente, en opinión del doctor Prada, seguramente en el futuro se descubrirán otras repercusiones de la obesidad sobre el ojo, pues "es un tema que no se ha investigado, precisamente porque hasta hace un tiempo la obesidad no era un problema grave".

 

La cirugía

Hoy en día, dentro de los tratamientos que existen para manejar los problemas oculares se pueden encontrar cirugías especializadas y tratamientos con rayos láser, que se utilizan básicamente para evitar que el problema avance y ocasione complicaciones posteriores. Sin embargo, la recuperación de los daños ya ocasionados en la visión es muy poco probable.

Estas operaciones llegan al punto en el que se produjo la oclusión del vaso y mediante cirugía microscópica lo liberan con el fin de que el trombo o lo que está causando la oclusión circule. El procedimiento también puede buscar el aumento del calibre de los vasos. A su vez, mediante el uso del láser se queman las áreas de la retina que han sufrido una isquemia -disminución del riego sanguíneo- luego de un accidente vascular y que van estimular la formación de vasos aberrantes en el interior del ojo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.