Ser padre y madre a la vez exige grandes sacrificios

Ser padre y madre a la vez exige grandes sacrificios

Los padres solteros representan un nuevo reto para una sociedad con modelos de familia tradicionales y machistas.

23 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Hace tres años, Carlos Sánchez, abogado de 27 años, logró la custodia de Laura Sofía, su pequeña hija. Desde entonces, lleva un ritmo de vida trepidante: se levanta a las 6:00 a.m., la baña, la viste, la peina, le prepara el desayuno y la lleva al jardín. Luego va a sus clases de Derecho en la Universidad Nacional, y a las 2:00 p.m. comienza a trabajar en una oficina. La madre tiene autorización para recogerla en el jardín y él llega de su trabajo a las 6:30 p.m. para prepararle la comida, ponerle la pijama, jugar con ella, acostarla a dormir y alistar las cosas para el día siguiente. Adicionalmente, tiene que sacar tiempo para estudiar, resolver asuntos del trabajo, y hacer todas las labores domésticas: lavar la ropa y la losa, planchar, cocinar, barrer, trapear y todo lo que tradicionalmente realizaría una ama de casa.

Según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud de 2005, el 3% de los niños menores de 15 años, como es el caso de Laura Sofía, vive sólo con el padre. Un porcentaje que en un principio se debía primordialmente a casos de viudez, pero que en los últimos años ha aumentado como consecuencia del incremento del número de divorcios. En efecto, según el mismo estudio, en el 87% de los casos la mamá está viva.

Carlos Sánchez asegura que su situación le ha dado una razón más para vivir. "Creo que esta experiencia me ha enseñado muchas cosas, pero quizá la más valiosa es que he aprendido a expresar mis sentimientos en una sociedad exageradamente machista, en la que el rol del padre se identifica más con el que genera los ingresos del hogar y su papel afectivo dentro de la familia es distante".

Una afirmación avalada por un grupo de investigadores de las universidades Nacional, la de Antioquia, la del Valle, la de Cartagena y la Autónoma de Bucaramanga, que realizaron en 2003 un estudio denominado Padres y madres en cinco ciudades colombianas. Los investigadores identificaron que el 40% de las familias encuestadas correspondía a un modelo familiar tradicional, en el cual el hombre es el proveedor económico y no se le exige realizar ningún tipo de labor doméstica ni de crianza. Un hombre que ejerce la autoridad mediante el regaño y la confrontación, mientras la mujer asume el papel de ama de casa y es la encargada del cuidado físico y emocional de sus hijos. Sin embargo, un 48% de las familias pertenecía a un modelo familiar de transición, en el que se convive con tradiciones pero se aceptan nuevos roles. Justamente en este modelo clasifican los padres separados que viven con sus hijos.

Giovanni Ochoa, psicólogo de profesión, quien tuvo que asumir durante un año la labor de ser padre y madre a la vez, asegura que la experiencia también le sirvió para redefinir su masculinidad y revisar todos los estereotipos que a lo largo de los años le habían inculcado. Giovanni afirma que en el caso de la separación de los padres, es fundamental mantener al niño al margen del conflicto que se genera entre ambos, porque es habitual que suceda lo contrario. Adicionalmente, recomienda al padre que le toque enfrentar esta situación establecer unas rutinas claras y puntuales que le ayuden a sobrevivir en la cotidianidad. "Al comienzo fue muy duro porque no estaba acostumbrado a realizar ese tipo de tareas, y tuve que renunciar a la comodidad en la que vivía para hacerme cargo de mi hijo y empezar a cuadrar todos mis horarios en función de él", cuenta Giovanni, quien además considera importante que el padre no intente llenar el vacío de la madre con regalos o volviéndose muy permisivo, pues perderá la autoridad que debe ejercer ante los hijos.

Huellas de orfandad

Andrés Latorre perdió a su esposa el 13 de abril de este año como consecuencia de una lipoescultura. Desde entonces quedó a cargo de su hijo, Jerónimo, de dos años de edad. Al comienzo Andrés estuvo sumido en una honda depresión, pero poco a poco ha empezado a salir adelante. Asistió a terapias con una psicóloga experta en duelos, que le ayudó a enfrentar la situación y a decirle a su pequeño hijo la verdad. "Yo le había dicho a Jerónimo que su mamá se había ido en un avión, pero la psicóloga me dijo que lo mejor era explicarle lo que había sucedido. Ahora, cuando uno le pregunta por ella, dice que está en el cielo".

Andrés reconoce que a raíz de este suceso, tuvo un cambio radical. Cuando nació Jerónimo, ambos eran como dos niños en la casa. Jugaban todo el tiempo y la esposa los regañaba por el desorden que dejaban. Ahora es ordenado, mantiene todo limpio y empezó a preocuparse por asistir a las reuniones del jardín, y todo ese tipo de cosas por las que antes no se detenía a pensar. Sin embargo, hace poco menos de un mes decidió mudarse a la casa de su madre, porque considera fundamental que su hijo crezca con una figura femenina y materna. Por ahora, Jerónimo lo llama mamá a él y esperan recuperarse algún día de este duro golpe.

El psicólogo Richard Martínez afirma que en caso de muerte lo mejor es que la familia viva cada una de las etapas del duelo y que el padre pueda contar con el apoyo familiar y de amigos para sobrellevar la situación de la mejor manera. Si tiende a la depresión o a otro tipo de trastornos es recomendable visitar a un psicólogo.

Martínez concluye que lo ideal es que un niño crezca en compañía del padre y de la madre, pues mientras ella, con su instinto maternal, es más protectora y tiende a cuidar al bebé todo el tiempo, él ayuda al desarrollo cognoscitivo del niño a través del juego. Sin duda, la presencia armónica de los dos padres es el estado ideal para el desarrollo de los menores. Pero en una sociedad que cambia y se adapta, lo cierto es que los papás cada día aprenden mejor a ser hombres duplicados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.