Más de 6 mil usuarios de Telecom se han visto afectados por el 'cartel' del cable en el 2006

Más de 6 mil usuarios de Telecom se han visto afectados por el 'cartel' del cable en el 2006

Ni el Ejército ha podido escapar de ellos. Paradójicamente, en los últimos días, unos de los más afectados por estos robos es el Grupo Mecanizado Silva Plazas, de Duitama.

23 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

En tres oportunidades, en menos de dos meses, se les han llevado los cables del teléfono. Los hurtos ocurridos en cercanías a la guarnición, tenían ayer sin servicio a 90 usuarios entre los que estaban las universidades Unad y Antonio Nariño, el Sena y Usochicamocha.

"Desafortunadamente no podemos tener un uniformado en cada poste y los antisociales aprovechan esta situación", explicó el Comandante del Batallón y agregó que ya tienen identificadas a algunas de estas personas. Según confirmaron las autoridades, se realizan trabajos conjuntos entre diferentes entidades estatales de seguridad. "Hasta el momento hemos recuperado 610 metros de cable telefónico avaluado en 14 millones de pesos", precisó el comandante de la Policía en Boyacá, Jaime Alberto Suárez.

El alto oficial dijo que en el mes de julio del presente año crearon un grupo con la Sijin, exclusivamente para investigar acerca de este caso. "Aunque se han dado capturas, desafortunadamente en la mayoría de robos han sido menores de edad que no pueden ser judicializados de una forma rigurosa", sostuvo el oficial.

Aunque en Boyacá, Telecom llega con su servicio a los 123 municipios y tiene 120 mil usuarios, en la actualidad hay municipios como Otanche incomunicados por esta causa.

¿Cómo operan?

Los ladrones suben a los postes ayudados con pretales y lazos que utilizan como improvisados arnes, cortan los cables con cuchillos y segueta y luego lo transportan a lugares en los que reducen la cuerda en pequeños tramos para luego empacarlo en costales. Lo venden según el peso.

De un metro de cable telefónico de 300 pares (líneas telefónicas) se extrae un kilo de cobre que los llamados 'reducidores' pagan a un promedio de cinco mil pesos, sin embargo, en el mercado negro esta cantidad fundida se a vende a 19 mil pesos. El resultado es el que se comercializa, entre otras, para la elaboración de obras de arte.

Uno de los casos más críticos es el que se presenta desde hace cuatro meses con los 120 usuarios del corregimiento Santa Bárbara, de Otanche, que están sin teléfono porque allí les han robado en siete ocasiones a la misma red que se lleva el servicio a lo largo de cinco kilómetros.

"Por ningún motivo nuestros funcionarios manipulan las redes en horas de la noche", aclaró el gerente de Telecom Boyacá.

Tecnología, una solución costosa

Luego de 17 robos contínuos de la red de cinco kilómetros del municipio de Soracá, Telecom se asoció con la Alcaldía y el sacerdote de esta localidad para, en conjunto, subterranizar (enviar por tierra) el cable. Pero a pesar de la estrategia elevados costos, esta no ha sido la solución para las principales ciudades del departamento donde están sacando el cable que está bajo tierra.

Otra de las costosas soluciones adaptadas por Telecom ha sido la telefonía inhalámbrica instalada en sectores rurales de los municipios de El Cocuy, Güicán, Jericó, El Espino, Panqueba, Chita, La Uvita, Socotá, Soatá y Susacón, entre otros.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.