Una mujer asegura que tiene una hija con el sacerdote Ricardo Quintana

Una mujer asegura que tiene una hija con el sacerdote Ricardo Quintana

El clérigo, de 39 años, anunció su disposición de someterse a las pruebas genéticas que sean necesarias y optó por el silencio.

20 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Elizabeth Marraui Ruiz, de 38 años, asegura, con argumentos aparentemente sólidos, con sus cuentas claras de menstruación, con los testimonios de sus amigas y con una fe en Dios que resulta, cuando menos, curiosa, que la niña nacida el 1 de septiembre en la Maternidad Rafael Calvo es del cura Quintana.

El abogado Enrique Izquierdo, quien ha tomado la vocería en representación del sacerdote, asegura que, en caso de haber demanda contra su cliente, el padre Quintana está dispuesto a atender todos los requerimientos del juez y a someterse a todos los exámenes que sean menester.

Izquierdo aclaró que, en primer lugar, no hay ninguna demanda en contra de su cliente. "Hasta el momento, él no ha sido notificado de ninguna y si usted va a cualquier juzgado de familia encontrará que no hay nada. Le hemos pedido a la señora que proceda de conformidad con la ley, que se asesore de abogados porque no tiene ideas ni juicio", aseguró.

Pero ella sí lo tiene bien claro.

A mediados de octubre se presentó ante la Fiscalía, y tanto ella como Quintana comparecieron el 23 de ese mes en la Oficina de Atención al Usuario en diligencia prejudicial, y se firmó un acta de compromiso según el cual Quintana iniciaría, de inmediato, un proceso de filiación. "Los dos se guardarán mutuo respeto", dice el papel.

De manera que, para ella, él ha faltado a sus obligaciones y no solo por eso decidió hablar ahora, sino porque, a través de terceros, él le ha hecho saber que de este lío se levantará, pero ella no. "Eso me sonó a amenaza", aseguró Elizabeth.

Ella dice que no había actuado antes porque el cura Quintana parecía muy emocionado con su hija, y le cumplía cada mes con la ración de leche en polvo, los pañales y un aporte mensual de 250.000 pesos que cubría el sueldo de la muchacha de servicio.

"Pero cuando ya me sanaron los puntos del parto, le dije que cuándo íbamos a registrar a la niña, y él me dijo 'yo no voy a eso. Voy a manejarlo a través de juzgados', y me expresó que tenía dudas porque me vino algo de menstruación luego de que tuvimos las relaciones", sostuvo Elízabeth.

Según sus cuentas, debió de haber quedado embarazada entre el 10 y el 14 de diciembre, fecha en que tuvo lo que pareció una menstruación, pero ya en enero comenzó a hincharse y comprobó, con exámenes médicos, que estaba embarazada.

En la historia que está contando por estos días a los medios, aparece un cura Quintana seductor, insistente, que un día le presentaron en el barrio Los Ángeles, en el sector la Castellana, y que tres o cuatro años después se le apareció en Los Cerezos y le montó cortejo.

Por fin, en diciembre pasado -aseguró ella- se dieron las cosas, e iniciaron la secuencia de encuentros íntimos que derivaron en este parto que tiene emproblemado al cura.

Para el abogado Izquierdo todo esto no es más que un escándalo, y que frente a él es que le ha tocado actuar para atender a los periodistas y estar atento a ver si se presenta un proceso en contra de su cliente. En consecuencia, él no se ha constituido en parte dentro de ningún proceso porque no existe todavía.

"Mi cliente -sostuvo el abogado- como estudioso que es, es respetuoso de la Ley, y en caso de que haya demanda, él está dispuesto a atender las sentencia o los llamados de los jueces. Ahora hay muchas pruebas científicas de alta credibilidad e irreversible, y él está dispuesto a someterse a lo que el juez diga".

Insistió en que si un juez lo cita 10 veces, pues él irá 10 veces, y si lo obligan a someterse a cualquier prueba, pues él está a disposición de lo que sea necesario.

Quintana es natural de Cartagena, es párroco de varias localidades en barrios marginales de Cartagena. "Es un hombre joven, pero tiene mucha experiencia, siempre trabajando por las comunidades marginadas de Cartagena", puntualizó Izquierdo.

JAVIER FRANCO ALTAMAR
Corresponsal de EL TIEMPO
CARTAGENA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.