Coronel de la Policía Luz Marina Bustos podría convertirse en la primera mujer general

Coronel de la Policía Luz Marina Bustos podría convertirse en la primera mujer general

Con 26 años de carrera, ella es la que tiene las mayores posibilidades de ser llamada al curso de ascenso.

18 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Ella habla pausado, claro y con seguridad, no como el común de la gente piensa que lo hacen los policías: recio y frenando las palabras.

"Eso no quiere decir que no mande y que no lo haga bien. Lo que pasa es que lo sabe hacer sin gritar", afirma un policía que estuvo bajo sus órdenes.

De hecho, su don de mando la tiene donde está. Durante su carrera ha impartido instrucciones a agentes encargados de vigilar barrios y de perseguir delincuentes. Es decir, fue una policía "de calle" antes de ser, entre otros, directora de Sanidad y del Centro de Estudios Superiores de la Policía y comandante de la Policía de Mujeres.

Hoy es una representante de Colombia en el exterior. Desde hace tres meses trabaja como agregada policial en la embajada de Colombia en Panamá.

Todo ese recorrido (también se graduó de abogada) y el hecho de ser la oficial de mayor antigüedad en la Policía, la tienen muy cerca de llegar al grado más alto en la Fuerza Pública. En la propia institución se dice que si hay alguna mujer que se merezca la
primera estrella de general, es ella.

Este año la oficial debía estar en la baraja de los elegibles para hacer el curso de ascenso, pero una norma interna les extendió en un año el período de permanencia en el grado de coronel a todos los que tienen su tiempo de servicio. La decisión, entonces, se tomará en el 2007.

Pero de su generalato prefiere no hablar mucho. "Ya llegará el momento de mi evaluación", asegura.

De Pacho a Bogotá

Un año después de terminar el bachillerato en el Colegio Departamental Integrado Pío XII de Pacho (Cundinamarca), en 1979, Bustos les dijo a sus padres que lo que quería ser en la vida era oficial de la Policía.

Ellos se mostraron un poco extrañados. "Mi papá me advirtió que era una carrera muy exigente y difícil, donde imperaba la disciplina -recuerda la coronel-. Entonces pactamos que si yo superaba todas las pruebas me incorporaba, y aquí estoy".

A la Escuela de Cadetes General Santander, en Bogotá, ingresó en 1980 junto con 13 compañeras en el primer curso que permitió la incorporación de mujeres. Solo 7 se graduaron como subtenientes.

De ellas, la coronel es la única que sigue en la Policía, institución que, asegura, le ha dado todo. Incluso, allí conoció al amor de su vida, un oficial -hoy en retiro- con el que se casó hace casi 22 años y con el que tiene tres hijos.

Su desempeño en la Policía sirvió también para motivar a su hermana menor, Betsy, a inscribirse en la Escuela General Santander. Actualmente, ella ostenta el grado de mayor y es una de las edecanes del presidente Álvaro Uribe.

"Lo que uno hace como oficial es trabajar con todo el amor por su país. Ser general es una ilusión, pero también una decisión que toma el mando institucional y cualquiera que esta sea, la respeto", puntualiza, con voz de sicóloga o de profesora universitaria, la coronel Luz Marina.

Las coroneles de otras fuerzas

Pese a que en el Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada hay mujeres en grado de coronel, solo en la Policía las oficiales que tienen este rango son de carrera, es decir que empezaron como alumnas rasas en la escuela de cadetes.

Las coroneles que hay en las otras fuerzas cursaron primero una carrera universitaria (medicina, comunicación social y derecho, entre otras) y luego de una convocatoria, se incorporaron a esas instituciones.

Hacen un curso que no es tan extenso como el de los cadetes y tras culminarlo les otorgan el grado de teniente.

Luego de esto si van ascendiendo según los tiempos estipulados para los oficiales de carrera. En esta condición hay oficiales de todos los rangos y se les conoce como de los servicios administrativos.

En la Fuerza Aérea actualmente hay mujeres que son mayores de carrera.

Elegirán a cinco para ascender

Esta semana la Policía seleccionará a los cinco coroneles que en febrero del 2007 comenzarán a hacer el curso de general. Para ello, los actuales generales estudiarán la hoja de vida de los 25 coroneles en servicio y harán una preselección. Luego, los nombres serán dispuestos, con foto, en un tarjetón en los cuales los generales marcarán a sus 5 seleccionados. Los escogidos serán presentados al Gobierno para que dé su aval. El próximo año se aplicará el mismo procedimiento para el grupo en el que se encuentra la coronel Luz Marina Bustos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.