Frank Solano fue la lengua más temida del Reinando Nacional de Belleza

Frank Solano fue la lengua más temida del Reinando Nacional de Belleza

Tranquilo por ser guajiro y desparpajado por su formación al estilo paisa. Estudioso como arquitecto de la Universidad Nacional, pero sin pelos en la lengua como comentarista de reinados.

17 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Ese es Frank Solano, un cuarentón capaz de leer a filósofos como Barthes y de interpretarle el tarot a sus amigos. El mismo que leyó para predicciones en diarios como este y otros. Hábito que dejó para levantarle la sintonía a Tropicana Estéreo, de Caracol, en Bogotá.

Ahora se está convirtiendo en el príncipe del chisme, con posibilidades de llegar al trono. Su última aparición memorable fue en la transmisión del Reinado Nacional de Belleza, por Caracol Radio, donde se dio gusto.

¿Somos chismosos en Colombia?

Todos somos 'voyeristas', nos encanta meternos en la vida ajena, pero nadie lo acepta.

¿Qué es un chisme?

Es la noticia que no se ha conocido, y si se le pone 'veneno', la gente se interesa más. Los medios distinguidos le llaman 'confidenciales' .

¿Ha tenido algún problema?

Uno habla de los personajes que hay que hablar, porque no todo es tan divino como la gente piensa. Nunca he tenido problemas porque no digo un chisme sin confirmarlo. Tengo fuentes de alta fidelidad, como las que usó Arturo Abella.

¿Y cómo los confirma?

Les pregunto a los implicados si lo que sé es cierto. Ellos lo niegan o no hablan, pero uno, si sabe, responde que de todas maneras lo va a contar y entonces la mayoría acepta.

¿Contar chismes no da mala reputación?

No creo. Hay buenos y malos enfoques para hacer los chismes. Uno le da uno humano y político porque ¿para qué hacer chisme de portería?

También les ha dado duro a algunos diseñadores...

Cuando una colección es buena hay que alabarla y si es mala, criticarla. Puedo hacerlo porque estudio mucho de moda. Leo a filósofos como Lipovetsky, a Baudrillard, veo televisión internacional, leo mucho. Yo no me siento a oír chismes.

¿Cómo consigue sus chismes?

Los mismos asesores de prensa me invitan a los cocteles porque les interesa que hable del personaje o el evento. En la conversación los chismes salen, unos con 'veneno'. Yo digo que hay que ser agradecido, porque uno tiene los chismosos que lo nutren.

¿Cómo ve los reinados?

Los reinados no son buenos ni malos, como todo en la vida. Malo sería que el Estado patrocinara reinas, pero la belleza es un gran negocio aquí, en Madagascar y en Estados Unidos. A Miss Universo van 84 candidatas y a Miss Mundo 104.

¿No están pasadas de moda?

Antes, las reinas eran celebridades. Nos pegábamos de Cartagena porque eran el único paradigma de ser bello, porque somos un pueblo de gente fea y sino mire un tarjetón electoral. Tampoco teníamos la cultura de sobresalir con talentos. Entonces, sin realeza, nos la inventeamos con las reinas belleza.

Pero Colombia ha cambiado...

Ahora están las modelos, pero no se someten a la crítica. A las reinas no las ves desnudas y aún hay gente que sueña en conquistarse una. Las idealizamos para ayudar a obras sociales. Lo que hay detrás, es un gran negocio. ¿Quién no ha soñado con Paula Andrea Betancur, quién sería si no hubiera sido reina?

Los que reconoce

"Aquí hay chismosos célebres como Poncho Rentería, la 'Negra Candela'. Gustavo Álvarez Gardeazábal tira los chismes 'barajaos'...".
Frank Solano.
Comentarista radial.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.