Línea Puntual / Los retos del agro metense

Línea Puntual / Los retos del agro metense

Por Nelsy Amanda Herrera Ariza, MVZ. Esp. Alta Gerenciay Economía Solidaria.

16 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.
El país entero, por primera vez en la historia, está viendo de verdad con buenos ojos y con respeto esta inmensa parte de la geografía nacional que por años había sido mirada como el patio trasero de la casa.

Colombia tiene 1.138.910 km2 y la Orinoquia más de 310.000 km2, que representan el 27.2 % del territorio nacional. El censo DANE 2005 reporta que en nuestro país hay 41.468.384 habitantes, en la Orinoquia tan solo 1.241.839 (3% de la población nacional) y 713.772 en el departamento del Meta.

Estas cifras solo reafirman que Colombia está desarrollada y muy habitada de las cordilleras hacia el norte y que nuestra región es la nueva patria, la que se debe desarrollar, aquí está la nueva frontera agrícola y el nuevo polo de desarrollo del país.

Por eso reitero, que por primera vez toda Colombia está viendo con respeto, pero también con ansias este medio país. No en vano, ahora sí hay proyectos de envergadura y recursos para la región en el Plan Nacional de Desarrollo, no en vano se estudia cada vez más en serio las posibilidades de recuperar la navegabilidad del río Meta, mejorar el aeropuerto de Vanguardia y proyectar la construcción del Alterno de Bogotá en Villavicencio, de dejar recursos para la doble calzada Villavicencio-Bogotá, de desarrollar infraestructura vial y para la producción primaria y el turismo. Pero además, no en vano los grandes inversionistas del país están llegando a nuestra región a comprar tierras, a estudiar las verdaderas posibilidades de invertir aquí para producir, para generar empleo y desarrollo. Están arribando a nuestra región para quedarse.

Lo importante de este proceso es que quienes habitamos aquí sepamos lo que está ocurriendo y participemos de ello, en vez de criticar o hacernos a un lado. La consigna es conocer bien las debilidades, fortalezas y oportunidades de nuestro territorio y contribuir a jalonar su desarrollo desde el espacio que nos corresponda.

Tenemos buenas brújulas, la Agenda Interna de Productividad y Competitividad y la Apuesta Exportadora nos muestran hacia dónde debemos enfilar nuestros esfuerzos, qué debemos producir y en qué condiciones, nos revelan que los mercados están demandando paulatinamente otros bienes que aquí podemos producir, y que cambiarán el mapa productivo de la región, porque la Orinoquia deberá ser en poco tiempo quien abastezca a Colombia de biocombustibles.

Así que es imperativo conocer mejor estas agendas para que no nos quedemos mirando cómo llegan gentes extrañas a colonizarnos, pues ellos sí conocen nuestras potencialidades, sino que nosotros también seamos partícipes del desarrollo que con o sin nosotros se está gestando en nuestro terruño.

El llamado es para todos: Gobierno regional, dirigentes, empresarios, gremios, Academia, y todos los que habitamos esta hermosa tierra, para que participemos del desarrollo agroindustrial y empresarial que el momento nos exige y unamos esfuerzos en la construcción de nuestro futuro, para que después no nos lamentemos, porque camarón que se duerme...

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.