En dos horas, un minero bajó a un hueco de 600 metros de profundidad para rescatar un cadáver

En dos horas, un minero bajó a un hueco de 600 metros de profundidad para rescatar un cadáver

Por tres días, siete expertos socorristas y unos cien vecinos del sector no pudieron sacar el cuerpo.

14 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

De heroica, calificaron la particular acción que realizó Ildefonso Sánchez, para recuperar el cadáver de un líder comunal del sector, quien accidentalmente cayó en una caverna a la que ni los socorristas más expertos del departamento lograron llegar.

Todo comenzó el miércoles 8 de noviembre sobre las diez de la mañana cuando Luis Francisco Castellanos Franco, de 60 años de edad, se encontraba arreglando un daño en el acueducto de la vereda San Pedro, del municipio de San Pablo de Borbur, y luego de resbalar rodó entre la maleza del agreste terreno sin que su acompañante pudiera hacer nada para ayudarlo.

Al lugar, ubicado a cuatro horas del casco municipal, llegaron los siete voluntarios de mayor experiencia que tienen la Defensa Civil y la Cruz Roja en el departamento de Boyacá, quienes luego de laborar durante cerca de 50 horas casi desfallecen por la dificultad del terreno y el riesgo de perder más vidas.

Debido a las bajas temperaturas del lugar tuvieron que utilizar trajes de neopreno (utilizado por los buzos) y que sirve para conservar el calor en el cuerpo.

Sin embargo, Ildefonso Sánchez, de 44 años de edad y quien diariamente trabaja en las entrañas de la tierra buscando esmeraldas, se ofreció como voluntario para adentrarse en la caverna de más de 50 metros de ancha y 600 metros de profundidad, para encontrar el cuerpo.

"Estoy seguro que a ese lugar los únicos que han entrado son el muerto y el minero que lo rescató", comentó el director del operativo, Ómar Cuervo Hernández y agregó que antes de permitirle al voluntario bajar le tuvieron que dar un curso relámpago a cerca de lo que tenía que hacer y luego equiparlo con todos los elementos necesarios.

Dos horas después de haber ubicado los restos los lograron sacar.

El héroe del pueblo

El fin de semana pasado, Ildefonso Sánchez, el fin de semana pasado dejó de ser un guaquero más para convertirse en el héroe del municipio de San Pablo de Borbur, luego de realizar una riesgosa operación que no pudieron efectuar ni los más expertos socorristas.

"No creo que una operación tan perfecta se pueda volver a realizar, este hombre realmente es un héroe", concluyó el voluntario de la Defensa Civil, Ómar Cuervo Hernández, líder del operativo.

Con tan sólo unos minutos de capacitación, Ildefonso descendió más de 500 metros, encontró el cadáver, lo empacó y luego lo sacó a superficie.

El agricultor y líder comunitario Luis Francisco Castellanos Franco, dejó 6 hijos y 13 nietos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.