Los congresistas Álvaro García y Erick Morris anuncian su entrega a la justicia la próxima semana

Los congresistas Álvaro García y Erick Morris anuncian su entrega a la justicia la próxima semana

García, acusado de conformar grupos paramilitares en Sucre, hizo el anuncio mediante una carta enviada a la Corte Suprema de Justicia; Morris, señalado del mismo delito, lo hizo en televisión.

11 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

En la misiva a la Corte y las autoridades enviada desde la clandestinidad, García, del partido Colombia Democrática (que integra la coalición que respalda al presidente Álvaro Uribe) indicó que planea entregarse el miércoles, una vez defina detalles de su defensa con sus abogados y otros asuntos personales.

"Para esta fecha ya habré solucionado asuntos trascendentales en mi vida, sin que se entienda que estoy eludiendo el mandato judicial", señaló en el texto.

La Corte ordenó el jueves pasado detener a García y a su compañero de bancada, Erick Morris, así como al senador del también oficialista partido de La U, Jairo Merlano, por conformar y militar en grupos paramilitares responsables de varias masacres en el departamento de Sucre.

Erick Morris se comunicó este sábado por la noche con el canal de televisión Caracol y aseguró que no se ha entregado, pues espera que el gobierno primero le garantice un sitio de reclusión con condiciones adecuadas de seguridad.

"Una vez ello ocurra, inmediatamente me entregaré, puede ser mañana mismo", indicó.

El mismo tribunal, que según las leyes colombianas es el juez de primera instancia para los congresistas, determinó que la justicia ordinaria deberá investigar por las mismas acusaciones a otros cinco políticos de Sucre que contrario a los mencionados no gozan de fuero especial por no ser legisladores en ejercicio.

A García se le imputa organizar, promover, armar y financiar grupos al margen de la ley en Sucre desde 1997.

Igualmente, se le sindica de participar "en calidad de determinador" en una masacre de 20 campesinos en el poblado de Macayepo en octubre de 2000, así como en la apropiación de recursos públicos para financiar a los paramilitares.

El grupo paramilitar con el cual se relaciona a García hace parte de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) que en abril finalizaron la desmovilización de 31.000 de sus combatientes pactada con el gobierno en el marco de una cuestionada negociación.

Organizaciones de derechos humanos y las guerrillas izquierdistas, han considerado como excesivas los beneficios concedidos a los desmovilizados de ultraderecha.

Con AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.