En Cartagena, el reinado popular ya no es una opción de vida, sino un compromiso cívico

En Cartagena, el reinado popular ya no es una opción de vida, sino un compromiso cívico

Lleva 69 años y ahora cada vez más barrios eligen representantes con formación profesional o con estudios universitarios.

10 de noviembre 2006 , 12:00 a.m.

Ellas, como buenas reinas, también se hacen esperar. Anunciada su presencia en las playas de Marbella, a las afueras de Cartagena, descienden del bus y con su caminar cadencioso, propio de las mujeres costeñas, se confunden entre la nube de curiosos que se desplazaron hasta allí para acompañarlas en la eleccion de 'La piel más linda', patrocinada por una firma cosmetica.

Un trío les da serenata, mientras todas coquetean sin pudor frente a las cámaras, como aprovechando esos instantes de fama. Dyamis Tous sobresale entre el grupo de las 21 candidatas que suena con ceñir la corona de Reina de La Independencia 2006-2007.

Y no por su estatura, sino por su tono de piel claro -de hecho es la más blanca del concurso-; y además por su gran facilidad de expresión, al fin y al cabo es una abogada, algo ruda lo confiesa, que cumple sus prácticas en un juzgado de familia en Cartagena.

Con 23 años, es la mayor de todas las candidatas, pero no la primera profesional que participa. Lester González, coordinador 'ad honorem' del reinado popular, un periodista que ha trabajado los ultimos 20 años para este certamen y que hace las veces de chaperón y asesor de imagen, asegura que desde 1993 se inscriben más jovencitas con títulos profesionales, y justo desde ese mismo año empezó a ganar estatus el reinado popular, realizado desde 1937.

La seguridad de Dyamis, que es del barrio Plan 400 y la segunda candidata que lo representa en las fiestas de la Independencia, se quiebra un poco cuando oye los comentarios que rompen con la tranquilidad que ha tratado de aprender en cada uno de los actos públicos a los que las invitan desde el pasado 15 de septiembre cuando se lanzó el concurso en La Heróica. Es que su fuerte no es la tolerancia.

Está decepcionada porque entre los curiosos que las siguen a donde quiera que van, no faltan los que ponen en duda su verdadero origen. "Soy costeña de pura cepa y me entristece que la misma gente de aquí me expropie de mi tierra y me diga: 'Ah, pero tu eres clara, pareces de Montería'", cuenta nerviosa mientras se aplica aceite bronceador para ganar más color en la sesión de fotos.

No es la típica reina de respuestas prefabricadas. Quizá por no sentirse entre las favoritas, habla sin miedo de 'meter la pata' y confiesa que está en un reinado no para que le cambie la vida sino por un compromiso con su barrio. En términos reales, Tous no figura en el ramillete integrado por las imponentes morenas de los barrios Las Gaviotas, San Fernando, Nelson Mandela y Blas de Lezo, o la bella trigueña de Villa Rosita, a quien le señalan su parecido con Carolina Ramírez, la protagonista de la telenovela 'La hija del mariachi'. Y en realidad tiene su aire.

Ella, Luisa Fernanda López, con su sonrisa radiante y sus largas pestañas, enamora a los asistentes que se mueven en grupo de aquí para allá, como un enjambre de abejas, todo con tal de corroborar la belleza de sus facciones. "Sí, ella es, ella es...", vaticinan en coro los pescadores, las mismas madres de las demás participantes, los turistas y los periodistas que asistieron a la elección de la piel más linda.

Todo tipo de reinas

Una hora más tarde, sus pronosticos se cumplen. La trigueña de 18 años, que alcanzó a estudiar ocho módulos de administración financiera y ahora quiere inscribirse en comunicación social, fue la elegida.

Y se disfruta su momento de gloria porque tiene experiencia en el asunto. De niña fue Reina Infantil de Noviembre y, hace algunos días, reina Pasa Caribe, "la reina de la empresa de recolección de basuras de la ciudad", dice orgullosa.

Tal vez llegue más lejos, porque el reinado popular se ha convertido en los últimos años en un verdadero trampolín para salir del anonimato y buscarse una mejor vida. Jeymmy Paola Vargas es la más recordada por la mayoría de las participantes, ya que en solo un año (2004) conquistó cinco títulos de belleza, incluidos Miss Internacional y Reina Internacional del Café.

Por eso la preparación de este, el otro reinado en Cartagena durante las fiestas novembrinas, no es improvisada; desde julio pasado, el Instituto de Patrimonio y Cultura abrió las inscripciones y el estudio de solicitudes para que ellas puedan representar a sus barrios.

Los organizadores verifican si en realidad han vivido los ultimos tres años en el sector que van a representar, que sean cartageneras de nacimiento, no tengan tatuajes ni cicatrices, midan mínimo 1,63 centímetros de estatura, pertenezcan a un comité o grupo folclorico y que presenten un proyecto sociocultural de beneficio para su comunidad.

Y aunque todas tienen diferentes motivaciones al participar, asumen su nuevo papel con una entrega desbordante, pero sin dejar de lado la frescura como Yurleidis Moreno, de La Boquilla, que no tuvo problema en aplazar sus estudios en secretariado de gerencia auxiliar contable para ser reina de su barrio.

Otras tienen razones más psicológicas. "Yo no quería estar en estas, pero lo hice para aprender lo que es el valor, ya hablo más y no me escondo de la gente", dice con una inocencia que desarma la menuda Eliana Martínez, del sector de Getsemaní, uno de los más antiguos del Corralito de Piedra y "antiguo puerto al que llegaban los piratas", agrega como para no dejar duda de que se preparo para representar a su gente.

"En cambio, yo quiero ganar porque soy una mujer completa, armoniosa y linda", asegura con un desparpajo que atropella Verónica Meza, la morena del sector Nelson Mandela, una de las mas altas, con 1,76 centimetros de estatura. Otra, la exotica representante de Bayunca, con una profunda mirada azul gracias a sus lentes de contacto, se pone a tono con el tema que más suena en el Reinado Nacional de Cartagena sobre la prohibición de las cirugías, y anota que está en desacuerdo porque "los retoques se hicieron para resaltar la belleza".

Cualquiera de ellas puede ser coronada como la reina de la Independencia mañana, cuando a las siete de la noche se reúna el pueblo en la Plaza de Toros para escuchar el fallo del jurado, integrado por:

  • Patricia López, ex reina de Colombia y presentadora de televisión
  • Jorge Espinosa, medico otorrinolaringólogo, especializado en cirugía plástica facial
  • Olga Viviana Guerrero, directora de la revista Jet Set
  • Bernardo Torres, empresario
  • Roman Villaescusa, consultor

Ellos son los responsables de elegir a su nueva reina de la Independencia.

Flor Nadyne Millan M.
Enviada Especial de EL TIEMPO
Cartagena

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.