En América Latina hay una actitud "neocolonial literaria", dice Manuel Borrás

En América Latina hay una actitud "neocolonial literaria", dice Manuel Borrás

El director literario de la editorial 'Pre-textos' estuvo en el país con motivo del Encuentro de Editores y Escritores que organiza regularmente el Banco de la República.

10 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

"¿Por qué las grandes editoriales, cuando sientan sus cimientos en las distintas naciones de América Latina, publican los autores locales en sus países, pero no terminan exportándolos?", era la pregunta que se hacía este valenciano de 54 años.

"Los que vienen están más interesados en vender sus productos pero no en impregnarse de la propia cultura -afirma Borrás, que fundó Pre-Textos en 1976, cuado solo tenía 18 años-. Creo que España podría ser para América, y de hecho a veces lo es, como el preámbulo para el salto a Europa de un autor colombiano, argentino o peruano. Ya que así, después, se facilita tener el beneficio de la traducción a otras lenguas".

Para Borrás está claro que un sello editorial es un negocio, pero también se puede tener promoviendo la cultura.

Con 30 años en el mundo del libro, este "lector en paralelo" -para él no es admisible leer dos novelas a la vez pero si es capaz de leer una, un libro de ensayos y dos de poesía-, manifiesta que editar es una forma de hacer pedagogía.

Cien borradores mensuales llegan a la editorial que tiene sedes en Valencia y Madrid, en España, y que en Colombia distribuye El Círculo de Lectores. "Comprendo que cuando alguien ha escrito algo, eso que te están poniendo en tus manos es producto de su estricta intimidad. Entonces, como receptor, lo que se tiene que procurar es no herir susceptibilidades", asevera el editor que no cree mucho en la batalla entre el libro y los nuevos medios. "No creo que, dentro de nuestra sensibilidad o de las generaciones más jóvenes, sustituyamos el contacto físico del papel por la superficie fría de una pantalla. Pienso que la lectura requiere intimidad para sacarle su partido. Y esa intimidad solo se consigue en un lugar confortable, leyendo un libro, que además te deje constancia física de lo que se tiene en las manos, que se dé el vínculo entre el que lee y el que es leído. Al fin y al cabo se comunica a través del papel", finaliza Borrás.

La voz del profesor

"A mis alumnos siempre les digo que para editar hay que saber esperar. Ese consejo también aplica para los escritores, que su prosa no tenga prisa".
Manuel Borrás, director literario de la editorial Pre-Textos.

WÍLMAR CABRERA PINZÓN
REDACTOR DE EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.