Terminó la esperada subasta de arte impresionista y moderno en Christie's, de Nueva York

Terminó la esperada subasta de arte impresionista y moderno en Christie's, de Nueva York

La venta alcanzó 491 millones 472 mil dólares, pagados por 78 cuadros, pero se vio empañada por decisiones judiciales y reclamos de familiares y de museos.

09 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Hubo denuncias de quienes se consideran propietarios de 'Retrato de Ángel Fernández de Soto', un óleo de Picasso y de 'Escena callejera de Berlín', de Ernst Ludwig Kirchner, uno de los maestros del expresionismo alemán.

El primero fue retirado por Christie's y la Fundación Andrew Lloyd Weber, "con mucha resistencia", luego de que el alemán Julius Schoeps, denunció ante un magistrado neoyorquino que su familia había sido obligada a vender ese cuadro por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

El juez autorizó la venta, pero la fundación y la casa de subastas decidieron sacarlo pues Schoeps anunció que seguirá batallando por el cuadro en los tribunales y "eso ha creado duda sobre la obra", según ambas instituciones.

El retrato, de la época azul de Picasso, fue adquirido por la fundación por 29 millones de dólares hace una década, y podía haber alcanzado los 60 millones de dólares.

El que sí fue vendido fue Escena callejera de Berlín. Por él pagaron 38 millones 96 mil dólares. Esto pese a que el Museo Die Bruecke, donde hasta agosto pasado reposaba el óleo como su obra principal, solicitó a Christie's que no la vendiera argumentando que esa casa de subastas no había solicitado a Alemania la autorización de exportación de la obra. El cuadro pertenece a la categoría de obras culturales protegidas por un texto europeo de 1992.

Desde 1980, el pequeño museo exponía la célebre pintura, pero tras dos años de negociaciones, tuvo que entregarla a la nieta de su antiguo propietario, Alfred Hesse, un judío fabricante de calzado y coleccionista de arte fallecido en 1932.

En la subasta el cuadro más costoso de fue Adelle Bloch-Bauer II, de Gustav Klimt, vendido en 87 millones 936 mil dólares. La cifra superó en más de 27 millones su estimado inicial.

El precio confirma el buen momento de las obras del austríaco, cuya más cara, Adelle Bloch-Bauer I, es la segunda más costosa de la historia, con 135 millones de dólares.

AFP

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.