Número de embarazos infantiles se incrementa en el Meta

Número de embarazos infantiles se incrementa en el Meta

Entre enero y mediados de octubre de este año, la Secretaría de Salud del departamento reportó 1.409 casos de niñas o adolescentes embarazadas entre los 12 y 18 años .

09 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Aunque las autoridades de salud reconocen que el problema siempre ha estado latente, la cuantificación de casos que se ha venido realizando este año disparó todas las alarmas. El problema se desnudó de tal forma que las entidades municipales, departamentales y nacionales emprendieron una lucha frontal contra este fenómeno.

Se estima que la cifra suministrada por la Secretaría involucra sólo los casos nuevos reportados por los hospitales, clínicas y centros de salud, pero dejan por fuera de la estadística los que no se atienden en estas instituciones o los casos en que las jóvenes abortan.

Del total de casos, el 45 por ciento (637) se presentan en Villavicencio, que es el principal centro urbano del departamento.

Según expertos de la Secretaría, en municipios de la región del Ariari que han sido zona de influencia del conflicto armado se presenta una situación preocupante, comparada con su poca población. De hecho, la creencia entre las menores de edad, en el sentido de que embarazarse de integrantes de grupos 'paras' les da estatus, es una motivación.

En Granada, mayor centro poblacional del Ariari, se contabilizan 103 casos; en Puerto Rico, 81; en Vista Hermosa, 58; en Puerto Lleras, 38; en Guamal, 27; en Fuentedeoro, 26; en San Juan de Arama, 21; en El Dorado, 16, y en Mapiripán, 12.

Para Obeida Velasco, sicóloga del área de Salud Mental de la secretaría de Salud del Meta, las cifras son altas no por falta de información sobre las relaciones sexuales y sus consecuencias, sino por la idiosincrasia y manera como conciben el tema en la región.

Soledad Linares, encargada del programa de Salud Sexual y Reproductiva, dice que la falta de un proyecto de vida en las adolescentes es clave en el origen del problema.

Aunque los parámetros varían, la reciente encuesta de Salud y Demografía de Profamilia estableció que el 30 por ciento de las jóvenes entre los 15 y ños 19 años del Meta son madres o están embarazadas.

Para Lorenza González, coordinadora de Profamilia Joven, la situación exige que los esfuerzos se articulen y apunten hacia la formación de cultura.

Entre lo absurdo y lo dramático

Para los expertos, el alto número de embarazos de niñas y adolescentes en el departamento es la consecuencia de una problemática que va más allá de una simple relación sexual.

Definitivamente concluyen que, en su gran mayoría, las menores no quedan embarazadas por desconocimiento o falta de información de los métodos de planificación o de las consecuencias que trae para su vida un embarazo no deseado. Por inverosímil que parezca, las razones reflejan el drama social de la población.

Entre los argumentos que encuentran los profesionales que apoyan a las adolescentes en los diferentes municipios del Meta, está el supuesto estatus que les da el hecho de estar embarazadas y más si es de personajes 'importantes' dentro del rol que se maneja en cada localidad.

Igualmente, dicen, hay niñas que argumentan sentir 'vergüenza' de seguir siendo vírgenes o que quedan embarazadas para 'asegurar' la alimentación, pues el padre va a responder por su hijo y al lado van a estar ellas.

Los expertos de la Secretaría de Salud del Meta sostienen que las menores también buscan con los embarazos llamar la atención, debido a que el desarrollo familiar de la época actual los ha dejado a un lado.

El rol de empleados de los padres no deja tiempo para atender a los hijos y estos empiezan a 'deambular' en la vida a muy temprana edad.

Además, el conflicto armado que desde hace varios años se vive en algunas zonas del departamento también ha influido. "Las niñas creen que lo 'in' es ser la novia del 'para' o guerrillero del pueblo", dicen.

La opinión de Profamilia

Para Lorenza González, coordinadora de programa Profamilia Joven, existe una multicausalidad en la situación entre las cuales están la soledad, la inconformidad de las jóvenes con lo que la sociedad les hace vivir, los problemas en el hogar, miedos y la falta de conectividad entre la información y conceptos que poseen sobre la sexualidad y el uso que le dan.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.