Entre dos y tres hurtos se presentan al día en La Pola, barrio tradicional de Ibagué (Tolima)

Entre dos y tres hurtos se presentan al día en La Pola, barrio tradicional de Ibagué (Tolima)

Las modalidades empleadas por los delincuentes son el raponazo callejero y el robo a mano armada, cometidos con armas blancas y de fuego.

07 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Una de las bandas se moviliza en motocicleta para despojar de teléfonos celulares, cadenas de oro y bolsos a desprevenidos transeúntes, principalmente mujeres.

Álvaro Jaime Bahamón, presidente de la junta de acción comunal del barrio La Pola, asegura que los ladrones están por todas partes y que ya nadie puede dejar su casa sola, así sea por cinco minutos.

"Los ladrones están en su salsa y la inseguridad es tanta que roban hasta en las horas del mediodía. Ni siquiera una siesta tranquila podemos hacer", afirma Álvaro Jaime Bahamón.

Agrega que las cosas se le facilitan a la delincuencia porque los patrullajes de la Policía no son permanentes. "Tenemos un CAI y con la Policía se han armado programas de seguridad, pero el problema es que cada tres meses cambian a los comandantes. Esa situación rompe con todo y no le da continuidad a los objetivos trazados", asegura el líder comunal.

Los delincuentes dejaron sin televisor, plancha, licuadora y equipo de sonido a María Sofía Arellano, una ama de casa residente en el barrio La Pola. El hurto sucedió hace unos 15 días, cuando la señora Arellano salió al centro con la intención de pagar los recibos de servicios públicos. "Los ladrones violentaron la chapa y un candado, querían desocupar la casa pero no tuvieron tiempo", afirma.

Esta ciudadana es solo una de las víctimas de las bandas delincuenciales que desde hace más de un año vienen acechando al antiguo barrio de Ibagué, poblado por unas cinco mil personas de estratos 3 y 4.

Beatriz Méndez, otra habitante de La Pola, recuerda que hace ocho días un ciudadano fue despojado de cinco millones de pesos en efectivo cuando pasaba cerca del CAI. "Los policías no hicieron nada porque no tenían un radio para comunicar el incidente a las patrullas", afirma Beatriz Méndez.

El intendente Galán, comandante del CAI, señala que en este robo no se pudo hacer nada porque los radios de comunicaciones estaban en mantenimiento. "Hemos intensificado los operativos en las calles, las jornadas de vigilancia son permanentes, pues el objetivo es devolverle la seguridad a La Pola", dice el intendente.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.