Escorpión / Que sean muchos los colores

Escorpión / Que sean muchos los colores

Por Tina Alarcón, periodista y escritora.

07 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Estoy advertida, sólo debo tocar temas regionales y aunque me piquen los dedos por escribir sobre las tantas cosas que pasan en el país, voy directo a la tierrita.

Decía hace poco don José Luis que España estaba agradecida con los emigrantes aconductados que de una u otra manera le están ayudando a convertir su país en una potencia europea. Con generosidad y conciencia los españoles han dejado de ser los euracas del Viejo Continente y a nosotros los sudacas, por ejemplo, ya nos ven con más respetico. Las cosas van y vienen y puede ser que en el camino uno se tope con trochas intransitables pero no podemos olvidar que las naciones grandes se han consolidado a punta de emigrantes.

Boyacá, aunque el Dane diga lo contrario, ha sido históricamente un departamento expulsor y no logro entender que tan grave es que ahora estemos recibiendo a otros colombianos y extranjeros que vienen a trabajar, hombro con hombro, con nosotros para construir juntos el Departamento. Es cierto que hay que pensar primero en los propios, las posibilidades deben ser iguales para todos. La xenofobia criolla no deja nada bueno.

Un ejemplo claro: Villa de Leyva, hoy. En un esfuerzo enorme y apremiante la Alcaldía está sacando adelante el Plan Maestro de las redes del acueducto. Se hicieron por todos los medios disponibles las convocatorias para contratar en el pueblo a los del pueblo. Labor harto complicada, que obligó a importar personal de afuera.

El otro caso, la grabación de una novela que prepara RTI. Que nos invadieron, que nos obligaron a pintar el pueblo de muchos colores, que están acabando con el pueblo. Nada de eso. Es cierto que Villa de Leyva debe ser inmaculada, pero también es cierto que una pintadita que va generar empleo y más difusión del municipio a todos los niveles es buena. No conozco a nadie de la producción, me he limitado a conversar con varios amigos que han permitido que coloreen sus fachadas. Con cada uno de ellos se negoció personalmente, la Alcaldía cobra por uso del espacio público y el Ministerio de Cultura desde la Dirección de Patrimonio dio su visto bueno siempre y cuando el blanco tradicional sea recuperado en cuanto termine la grabación. Por lo pronto se están contratando 400 extras del pueblo, se va a trabajar de lunes a jueves respetando los fines de semana que son para los turistas.

La producción debe alimentar a todo ese batallón: trabajo extra para los restaurantes y hoteles y como si fuera poco ya hemos visto mucho curioso que viene a conocer la nueva cara recién maquillada de Villa de Leyva. La iglesia parroquial se ve linda, mi fachada preferida es la de la Casa del Primer Congreso, el rosado viejo le luce. Es una oportunidad única para los fotógrafos, eso sí, si logran esquivar la señalización luminosa tan mal ubicada que se instaló hace unos cuantos meses, también con el beneplácito de Mincultura. No siempre se gana.

Boyacá hoy es otro, unos nacemos en Medellín, otros en Cali, otros en Bogotá, otros en Suiza o Austria y todos somos tan boyacenses como el Puente de Boyacá.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.