Cien niños de entre 6 y 12 años son los guardianes de los páramos de Duitama

Cien niños de entre 6 y 12 años son los guardianes de los páramos de Duitama

Este nutrido grupo de pequeños campesinos recibió durante un año jornadas de capacitación en el cuidado de los recursos naturales y el medio ambiente característicos de esta zona de reserva.

06 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Allí están las lagunas de Cachalú, Aguaclara, Peña Negra y Pan de Azúcar y nacen el río Surba y la quebrada La Zarza. Hay varias hectáreas de bosque de frailejones, algunos de los cuales ajustan más de 200 años de vida.

Los pequeños centinelas recibieron en días pasados el título que los acredita como guardapáramos voluntarios de Duitama y una dotación de chaleco, cachucha y un carné con el que deben permanecer especialmente los fines de semana, cuando llegan al sector cientos de turistas.

"No es posible que todos los fines de semana, desde el centro de la ciudad, suban hasta el río Surba y estos páramos, grupos de personas a dejar 'costalados' de basura, talar arbustos, prender hogueras y matar los pocos animales que quedan en el sector", dice el secretario de Agricultura de Duitama, Ómar Lizarazo Goyeneche, el artífice de la idea.

Según el funcionario, el programa ya empezó a dar sus primeros frutos, pues los niños están ayudando a educar a sus compañeros de estudio y a sus propios familiares en sus hogares. Dice que ellos son los primeros en avisar cuando alguien no está respetando la naturaleza.

El proyecto, que empez en 2005, complementa el trabajo de varios grupos de adultos encargados de velar por la protección de estos páramos.

"Yo también soy guardapáramos desde hace ya varios años, pero nunca me había sentido tan orgullosa de este oficio como en este momento, cuando dos de mis tres hijos hacen parte del proyecto de niños centinelas", dice Nancy Chaparro González.

Una pequeña guardiana

Con escasos 6 años a cuestas, Daniela Miyereth Riaño apenas logra deletrear las palabras escritas en el carné que pende de su cuello.

Pero no tiene ninguna duda de lo que significan: que ella forma parte del grupo de 100 niños a los que la Alcaldía de Duitama les encomendó la tarea de cuidar los dos páramos más grandes que tiene esta localidad.

Por eso, desde hace ya casi un mes, esta pequeña que cursa su primer año de primaria en la escuela del sector La Quinta, a 40 minutos en carro del centro de Duitama, está feliz contándoles a amigos y familiares cuál es su misión.

"Tengo que ayudar a cuidar el lugar donde vivimos porque muchas de las personas grandes que suben de paseo están dañando los árboles y acabando con los animalitos", cuenta la criatura.

Y añade con suficiencia que "unos señores de la alcaldía" les dieron clases durante varios meses para enseñarles a vigilar la naturaleza.

YECID MEDINA A.
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
DUITAMA (BOYACÁ)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.