Se están muriendo las ballenas en el Pacífico

Se están muriendo las ballenas en el Pacífico

La última temporada de reproducción de las ballenas jorobadas en el Pacífico colombiano no resultó muy grata.

03 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Aunque todos los años alguna de ellas muere, los biólogos están alarmados porque este año fueron encontrados los cadáveres de siete. Dos eran ballenatos (crías).

Según el registro que se tiene de los últimos 20 años, el número de ballenas que perdían la vida en esta zona del país, durante la época de apareamiento, no era mayor a cuatro.

"Se requiere de una investigación porque no sabemos qué pasó, si fue una casualidad o si se trata de una tendencia", señaló el biólogo Juan Capela, coordinador de investigación de la Fundación Yubarta que trabaja por la conservación de la ballena jorobada.

Las muertes ocurrieron entre junio y octubre pasado en la costa Pacífica del Valle, Chocó, Cauca y Nariño, aguas buscadas por las yubartas cada año para tener a sus críos. Estos mamíferos viajan 8.500 kilómetros desde la Antártica en busca de aguas más cálidas.

Algunas aparecieron con fracturas y mutilaciones, pero otros, como el ballenato que murió en Ladrilleros, playa de Buenaventura, no presentaba ninguna señal de golpes o ralladuras, incluso, su cuerpo estaba fresco, a diferencia de los otros que empezaban a descomponerse.

Por las marcas dejadas en sus cuerpos, Capela piensa que algunas pudieron morir al impactar con alguna embarcación o al quedar atrapadas en mallas de pesca.

Pero no hay más indicios porque no se realizaron necropsias, ya que los cuerpos de los animales quedaron en zonas apartadas y fueron hallados en avanzado estado de descomposición.

"Este incremento de muertes reportadas nos alerta, pues tanto las colisiones como los enmallamientos se dan en un escenario donde el tráfico de embarcaciones no es mayor", señaló Luis Zapata, coordinador del Programa Marino Costero de WWF Colombia, organización conservacionista.

Capela dice que iniciarán estudios científicos para determinar si el fenómeno de mortalidad se produjo por causas naturales o como consecuencia de la intervención del hombre.

Para ello cruzarán los datos de la población mundial y la tasa de nacimientos con los reportes de las distintas regiones. De esta forma, podrán identificar si se trata de una tendencia anormal.

Para Zapata, la otra preocupación es la expansión portuaria de Buenaventura que se proyecta en Bahía Málaga, y donde se construiría un puerto de aguas profundas.

"Nos encontramos con una inminente amenaza para las población de jorobadas del Pacífico sudeste", señala.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.