Ministro de Agricultura está revisando un proyecto de Ley que reformaría los fondos ganaderos

Ministro de Agricultura está revisando un proyecto de Ley que reformaría los fondos ganaderos

Dejarían de ser de fomento para convertirse en sociedades anónimas. Borrón y cuenta nueva y un nuevo estatuto orgánico.

03 de noviembre 2006 , 12:00 a. m.

Eso es lo que pretenden hoy los fondos ganaderos ante las incongruencias que se presentan con la ley que los rige (la 363 de 1997) frente a la rentabilidad del negocio agropecuario, su efímero aval para redescontar créditos de Finagro y la expresa necesidad del Gobierno nacional de vender las acciones que tienen en estas entidades.

"En sus años de vida su evolución no ha sido la mejor y como resultado los Fondos ya no tienen la estructura, ni los medios, ni la función de intermediar los recursos del Estado.

"La consecuencia no puede ser peor porque hoy su patrimonio conjunto es menos del 20 por ciento de hace quince años y su peso dentro del sector bajó de 300.000 animales a cerca de 50.000", dijo Benito Osorio, gerente de Fedefondos, el gremio de los fondos.

En cifras estas entidades dejan qué pensar, pues de las cinco que reportaron a la Superintendencia Financiera,tres arrojan pérdidas, en conjunto, por más de 530 millones de pesos.

Por su parte, los fondos de Tolima y Córdoba registraron ganancias por 122 y 1.189 millones de pesos, respectivamente. El informe se dio a conocer el pasado miércoles.

Así las cosas, luego del escándalo con el Fondo Ganadero del Caquetá, la expedición de la Ley 1094 de 2006, que les prohibió intermediar los recursos de Finagro, y la intención del Gobierno de vender su parte, se espera que el Congreso les arroje el último salvavidas a estas entidades, nacidas como de fomento.

Esto se hará con una Ley, cuyo proyecto comenzó a revisar esta semana el Ministro de Agricultura Andrés Felipe Arias.

Lo que propone el proyecto

Según éste, como entidades dejarán de ser de economía mixta para convertirse en sociedades anónimas y, por lo tanto, cambiará toda su estructura de manejo, incluso, el sistema contable.

El tema del fomento a la ganadería quedaría por fuera en la Ley, pues con su nuevo esquema empresarial, esta labor quedaría de competencia única del Gobierno.

"Los fondos deben ser aliados, partícipes y actores fundamentales del desarrollo agropecuario, pero no se justifica imponerles como camisa de fuerza la obligación de desarrollar programas gubernamentales", añadió Osorio.

Una de las mayores dificultades de los fondos, actualmente, es la venta de las acciones que el Gobierno tiene a su favor; para ello ya las ofreció al sector solidario que las rechazó, pese a que, a través del Banco Agrario, ofreció una línea de crédito, exclusiva para este propósito, con un plazo de cinco años, un período de gracia de un año y tasa de interés de DTF+8.

Como segunda opción queda el sector privado, al que tampoco le interesarían por los balances de estas entidades.

Aún así el Gobierno espera recaudar 23.396 millones de pesos con la venta de la participación accionaria del Ministerio de Agricultura en 16 fondos, de acuerdo con la estrategia definida por el Conpes (3281 de abril de 2004).

Para solucionar esta situación, el proyecto de Ley propone que los mismos fondos las compren y las paguen con dinero en efectivo o en especie (tierras o semovientes).

En cuanto al negocio propio de los fondos, la entrega de ganados en participación, su escasa rentabilidad fue, precisamente, la que más incidió en las pérdidas por lo que se propuso el cambio del modelo por otro más atractivo para las dos partes (el fondo y el depositario).

Actualmente, consiste, por ejemplo, en la entrega a un finquero de diez novillos para que los lleve a la fase final de producción (450 kilos de peso en pie) y luego vendérselos a un frigorífico.

Producto de la venta y finalizado el negocio, las utilidades se reparten así: 65 por ciento para usted y 35 por ciento para el fondo que dio el ganado.

Leyes que los reglamentaron

* 1959: una norma les definió el marco conceptual.

* 1972: la Ley 5 precisó algunas actividades, composición del hato ganadero y las exenciones de impuestos.

* 1990: la Ley 7 autorizó al gobierno para capitalizarlos.

* 1990: la Ley 16 los hizo parte del sistema nacional de crédito agropecuario.

* 1994: la Ley 132 les dictó su Estatuto Orgánico.

* 1997: la Ley 363 actualizó la normatividad.

* 2001: la Ley 676 estableció la posibilidad de hacer operaciones de redescuento.

* 2006: la Ley 1094 de 2006 derogó la atribución que se les otrogó para redescontar líneas de crédito de Finagro.

La cifra

1.189 millones de pesos, fueron las utilidades del Fondo Ganadero de Córdoba durante enero y septiembre de 2006; la entidad logró sanear sus cuentas y reducir sus pasivos, de 3.464 millones a 1.843 millones.

JUAN CARLOS DOMÍNGUEZ
REDACCIÓN ECONÓMICA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.